La Nebulosa Cabeza de Caballo en Orión inmersa en una gran nube negra molecular, tomada por el telescopio en el Observatorio Nacional Kitt Peak.

Su color rojizo es producto de la combinación de los electrones con los protones de los átomos de hidrógeno.

A su lado izquierdo tiene una popular estrella cuyo nombre es Alnitak (ζ Orionis) del Cinturón de Orión.

Esta Nebulosa fue descubierta a finales del siglo XIX por Williamina Fleming, en el Observatorio del Harvard College.

La imagen forma parte de una serie de imágenes captadas desde el espacio en las que el rosa es el color protagonista, con las que la NASA se suma a las celebraciones del mes para concienciar sobre el cáncer de mama.

Fotografías de la Tierra o de lunas y supernovas detectadas a miles de kilómetros componen la colección de imágenes en tonos rosados con las que la agencia espacial estadounidense ha querido poner su grano de arena en esta causa.

EFE