La agencia espacial de los Estados Unidos publicó un video en el que explica por qué no se terminó el mundo el 21 de diciembre del 2012.

En el video, la agencia espacial aclara que cuando el calendario maya llegó a los 13 baktún no significó un apocalipsis mundial sino el fin de una era.

"22 de diciembre 2012. Si estás viendo este video, significa una cosa: El mundo no se acabó ayer", inicia el material.

Según reportes de los medios acerca de una antigua profecía maya, se suponía que el mundo sería destruido el 21 de diciembre de 2012. Pero mira a tu alrededor", se narra en el video.

"Todo fue un error desde el principio. El calendario maya no terminaba el 21 de diciembre de 2012 y no hubo profecías mayas que predijeran el fin del mundo en esa fecha", dice el doctor en radioastronomía John Carlson, director del Centro de Arqueoastronomía.

Según la teología maya, el mundo fue creado hace 5.125 años, en una fecha que nosotros escribiríamos como 11 de agosto de 3.114 a.C. En ese momento, el calendario maya se veía así: 13.0.0.0.0.

El 21 de diciembre de 2012 es exactamente lo mismo: 13.0.0.0.0. Es decir, vuelve a empezar la Cuenta Larga.

En el lenguaje de los académicos mayas, "13 "Bak"tunes transcurrieron entre ambas fechas. “Este fue un intervalo significativo en la teología maya, pero no destructivo", dijo Carlson, quien estudia galaxias distantes.

“Ninguno de los miles de ruinas, tabletas, y piedras que los arqueólogos han examinado predicen el fin del mundo”, dice el video.