Foto: Difusi
La empresa finlandesa Nokia inició hoy un programa de sustitución gratuita de unos 14 millones de cargadores defectuosos, que se pusieron a la venta entre abril y octubre del presente año.

El problema es que las tapas plásticas de los cargadores afectados podrían soltarse y separarse, dejando expuestos los componentes internos del cargador. Esta situación genera un riesgo de descarga eléctrica.

El programa de sustitución solo se aplica los modelos AC-3E y el AC-3U, producidos entre el 15 de junio y el 9 de agosto de 2009, y el modelo AC-4U, producido entre el 13 de abril y el 25 de octubre.

En un comunicado, Nokia recomienda a los consumidores que posean cargadores que formen parte de este programa de sustitución que dejen de utilizar el cargador y lo reemplacen por otro gratuitamente.

Para más información, incluso de qué forma los consumidores pueden comprobar si su cargador forma parte de este programa de intercambio, Nokia ha establecido un sitio web, que pide a los consumidores visitar.