El Gobierno cubano no tiene previsto "actualmente" extender el servicio de internet a particulares, como lo hizo en 2008 con la telefonía celular, aunque es una posibilidad que "no se descarta", informó hoy la prensa oficial.

En declaraciones al diario Juventud Rebelde, el viceministro de Comunicaciones, Boris Moreno, señaló que la posibilidad de abrir el acceso individual a internet "no se descarta, aunque sea algo sobre lo cual actualmente no hay una medida tomada".

Cuba necesitaría "tener garantías primero desde el punto de vista técnico y económico de que es posible respaldar ese servicio, como lo hemos hecho con la telefonía celular", explicó.

A finales de marzo del año pasado, el Gobierno de la isla autorizó que los cubanos pudieran activar líneas de telefonía celular, hasta entonces solo permitido a extranjeros, compañías e instituciones del Estado.

En el caso de internet, está restringido el acceso de los particulares debido, según el Gobierno, a las medidas del embargo que Estados Unidos mantiene contra la isla y que limitan las condiciones y calidad de la conexión.

"Desde el punto de vista político no hay ninguna limitación, salvo que, como sucede en todos los países del mundo, no vamos a permitir el acceso a sitios que estimulen el terrorismo y alienten la subversión del orden establecido, el orden que se ha dado el propio pueblo cubano", explicó el viceministro.

La política oficial ha sido "privilegiar los accesos colectivos" en universidades, centro científicos, culturales, entre otros, y el desarrollo de una red nacional.

"Estamos persuadidos de que Internet es indispensable para el desarrollo del país", apuntó Moreno, y resaltó la importancia de que el ministerio de Comunicaciones cumpla las resoluciones existentes en ese sentido, sin "caer en prejuicios o prohibiciones injustificadas por desconocimiento".

Sobre el proyecto de cable de fibra óptica que conectará a Cuba con Venezuela con el fin de facilitar el acceso de la isla a la red y que debe operar a partir de 2010, el viceministro dijo que no será la "solución mágica".

"El cable internacional de fibra óptica va a mejorar la conectividad, va a hacerla más fiable y más segura, y, a su vez, nos dará mayor volumen de tráfico. Pero no necesariamente va a abaratar lo que al país le cuesta la conexión a las redes internacionales", detalló.

Según datos oficiales, actualmente hay en la isla más de 1.400.000 usuarios de redes informáticas, sumando a quienes usan el correo electrónico, los que navegan por la Red Cuba o quienes acceden plenamente a Internet. EFE