La entrada a Panda World en Zootopia. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Alberto Nishiyama

Las coberturas internacionales usualmente están parametradas a la regla. NiusGeek está en Corea del Sur en medio del 50 aniversario de Samsung Electronics y luego de conocer el Museo de la Innovación de la compañía en Suwon, dimos una grata parada que estaba fuera de la agenda oficial.

El Museo de la Innovación incluye productos de diversas marcas a través de los años. No se permiten videos. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Alberto Nishiyama

Samsung es una compañía gigantesca y esto se siente más aún en su tierra natal, donde se calculó que poseía el 17% del PBI de la nación en 2013. Por eso no sorprende que en Corea del Sur tenga negocios diversos que incluyen parques de diversiones.

Así conocimos Everland, ubicado a 32.1 kilómetros de la capital Seúl y con un costo de entrada equivalente a 47 dólares, este parque de diversiones cuenta con cinco áreas temáticas, pero por restricciones de tiempo conocimos una muy especial: Zootopia.

Everland. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Alberto Nishiyama

Zootopia es especial porque se trata de un lugar donde se pueden ver a los pandas gigantes. Estos solo se encuentran repartidos en 27 zoológicos en 21 países del mundo.

La especie vulnerable de extinción, usada por China como una potente arma diplomática, llegó a Corea del Sur en 2016 y es la sensación del parque de diversiones. Tuvimos la oportunidad de ver a Le Bao (macho) y Ai Bao (hembra) en el espacio que tienen dedicado que incluye atracciones con realidad aumentada.

Le Bao parecía desinteresado al principio. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Alberto Nishiyama

Ver a un panda es una experiencia extraordinaria, especialmente para un latino. México es el único país de la región donde se les puede encontrar.

En esta ocasión, Le Bao parecía no estar interesado en la multitud y nos dio la espalda. Incluso el despistado pudo creer que estaba inerte, pero se le notaba respirando en una rama.

Ai Bao disfruta de su almuerzo. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Alberto Nishiyama

Ai Bao en cambio ya parecía dueña de su hábitat que hace de escenario a la vez. Una multitud se juntó para verla comiendo ramas. Minutos después, Le Bao la imitó robando la atención por un instante. Pero Ai Bao conmovió a la mayoría cuando quiso subirse a una rama. En serio, la reacción lo dice todo.

Aio Bao se roba el show. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Alberto Nishiyama

La visita fue corta y con un solo objetivo: ver a los pandas. Everland tiene mucho más que explorar, pero para algo fuera agenda, tal vez sea una de las mejores memorias de Corea del Sur.

¿Qué opinas?