MOVO es una empresa que alquila scooters para desplazamiento en Miraflores, Barranco y San Isidro | Fuente: RPP / MOVO

A través de redes sociales, varios usuarios compartieron imágenes de un scooter de la empresa MOVO emitiendo humo tras una falla eléctrica mientras permanecía inoperativo en el pasaje Porta, en Miraflores. Tras el suceso, miembros de la policía y el serenazgo del distrito controlaron el problema aplicando un extintor de polvo, evitando que el problema eléctrico se ve afectado con ingreso de agua. Ningún usuario

Parte del malestar expresado por usuarios de redes sociales fue la ausencia de la marca en medio del suceso. Debido a estas conjeturas, la empresa MOVO, propietaria del vehículo y una de las empresas que promueve el alquiler de scooters para micro movilidad en Miraflores, San Isidro y Barranco, emitió un comunicado explicando lo sucedido:

VIDEO | Momento en que el scooter de MOVO emite humo tras la falla eléctrica | Fuente: Rotafono RPP

“En relación al suceso del scooter eléctrico Movo con indicios de sobrecalentamiento en el distrito de Miraflores, “MOVO Mobilitas” informa lo siguiente:

El vehículo en cuestión corresponde a la unidad #0423 y se encontraba inhabilitado para el uso público en el momento del suceso. Personal del equipo de operaciones de la misma empresa ha acudido a recogerlo y trasladarlo al Centro de Verificación Técnica para su revisión.

El sistema de MOVO cuenta con un monitoreo permanente del estado de su red de vehículos y notificó esta incidencia antes de que se produjera el suceso de sobrecalentamiento, lo cual evitó causar daños físicos y materiales en la zona.

Una vez el scooter ya estaba en posesión del personal de operaciones, el vehículo ha experimentado un sobrecalentamiento causado por una falla técnica en el equipo.

El área de operaciones de MOVO mantiene una permanente supervisión, revisión y control de sus vehículos eléctricos para asegurar la identificación preventiva de posibles sucesos, garantizar una experiencia satisfactoria del usuario y mantener el orden público.”

NIUSGEEK se comunicó con MOVO de manera directa para obtener más detalles de lo ocurrido. En conversación telefónica, nos explicaron el procedimiento en este tipo de casos:

“Fuimos los primeros en llegar. Cuando un scooter se deshabilita, manda una señal de monitoreo y va una unidad a recogerlo. Serenazgo nos apoyó con el extinguidor, pero estuvimos en todo el proceso”.

Tras lo ocurrido y analizar el equipo, MOVO envió a NIUSGEEK la siguiente explicación:

Todos los scooters eléctricos de Movo (modelo L8F) cuentan con dos baterías para asegurar su correcto funcionamiento. La primera es la batería grande que alimenta el motor de desplazamiento, y la segunda, es una batería electrónica pequeña que controla los comandos electrónicos del dispositivo, esta última es del tamaño de una moneda de 20 céntimos y cuya carga eléctrica de 3.7v sería incluso imperceptible para un humano.


La batería electrónica pequeña se sobrecalentó y apagó la batería que le da el movimiento, lo que fue detectado por el monitoreo. Esta falla electrónica es la que genera el humo, como se aprecia en el video.


Diariamente se hace un mantenimiento mecánico al scooter en los Centros de Verificación Técnica, antes de dejarlo en su punto de partida todas las mañanas. Esta es una de las principales razones por la que todos los días el equipo las recoge.

De momento, las garantías que las empresas de scooter disponen es el sellado de los equipos y la impermeabilidad de la sección que almacena la batería. Sin embargo, las variables podrían ir por defectos de fábrica o conflictos entre software y hardware, algo que no ocurre con mucha frecuencia.

¿Qué opinas?