Starlink
Así lucen los satélites de Starlink a órbita baja. Ya hay más de 900. | Fuente: Starlink

Starlink, el proyecto de internet satelital de Elon Musk, ha prometido dar velocidades que lleguen hasta 1 GB por segundo por precios mínimos en todo el mundo. Sin embargo, aún está algo lejos de ello y debe pasar por un largo camino y algunos usuarios pueden ser partícipes de la evolución mediante la fase beta.

Ahora, tras una fase privada, SpaceX, la compañía encargada, ha iniciado el proceso de beta abierta, enviando formularios a los interesados en Estados Unidos y Canadá, los primeros países con este servicio, de acuerdo con CNBC.

Lejos aún de la cantidad prometida, pero con una red disponible de entre 50 a 150 mb, Starlink llega a un precio de 99 dólares mensuales, pero con un pago inicial de 499 para recibir el plato satelital de recepción de señal, el trípode y un router wifi.

La beta, denominada por la empresa como “mejor que nada”, está buscando darles números realistas a los usuarios, bajando un poco las expectativas ante las promesas iniciales.

“Como pueden adivinar por el título, estamos tratando de reducir sus expectativas iniciales”, firmaba el equipo de Starlink en los correos electrónicos a los ya usuarios inscritos. “Esperen que las velocidades de datos varíen entre 50 y 150 Mb, y la latencia entre 20 y 40 ms durante los próximos meses, a medida que mejoramos el sistema Starlink. También habrá breves periodos sin conectividad”.

Para llegar a la velocidad máxima prometida, Starlink debe aumentar el número de satélites en órbita. Espera poner más de 3000 y por el momento ya va 900. La red es un esfuerzo ambicioso que SpaceX ha dicho que costará alrededor de 10 mil millones de dólares o más para construir.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuédateEnCasa