sandalias de Steve Jobs
Fotografía que se utilizaba en las exposiciones de la sandalía alrededor del mundo. | Fuente: Difusión

Las sandalias del difunto cofundador de Apple, Steve Jobs, fueron subastadas por 218,750 dólares.

El calzado fue usado por Jobs entre 1970 y 1980 y fue encontrado en la basura de su casa. Se esperaba que fuera subastado a un precio de 60 mil dólares. 

Así fue la subasta de las sandalias de Steve Jobs

De acuerdo con la casa de subastas Julien’s Auctions, se presentaron 19 ofertas por las sandalias, triplicando las expectativas iniciales.

Antes de esta esta subasta, en 2016, también cambiaron de dueño junto con otros objetos personales de Jobs por 3400 dólares: su dueño ha ganado más de 215 mil dólares en 6 años.

Asimismo, las sandalias eran expuestas al público: estuvieron en el Salone del Mobile en Milán en 2017, la sede de Birkenstock en Rahms ese mismo año, la primera tienda de Birkenstock de Estados Unidos en Nueva York en 2018, IMM Koln, una feria de muebles en Colonia, el Die Zeit de Berlín en 2018 y el Museo de Historia de Wurttemberg en Stuttgart.

El comprador también ha recibido un NFT de la representación 360° del calzado.

En el mismo lote en el que se encontraban las sandalias de Steve Jobs, había también otros objetos que alguna vez pertenecieron a celebridades legendarias como Elvis Presley, Kurt Cobain y John Lennon.

¿Cómo se encontraron estas sandalias?

Estas sandalias de la marca Birkenstock fueron usadas entre las décadas de los 70 y 80 por el genio detrás de Apple.

El artículo fue recogido de la basura por Mark Sheff, un chef que administraba una de las propiedades de Steve Jobs en California.

“Steve estaba buscando ayuda interna. Teníamos experiencia en jardinería orgánica y cocina de alimentos naturales”, dijo Sheff sobre cómo terminó con las sandalias. “Guardamos algunos, compartimos algunos con los paisajistas y amigos y trajimos algunos a Goodwill. La colección con la que terminamos es bastante aleatoria”.

“Las sandalias eran parte de su lado sencillo. Eran su uniforme. Lo bueno de un uniforme es que no tienes que preocuparte por qué ponerte por la mañana”, señaló la expareja de Jobs, Crisann Brennan, con quien tuvo su primera hija. “Él nunca habría hecho o comprado nada solo para sobresalir entre los demás. Simplemente estaba convencido de la inteligencia y practicidad del diseño y la comodidad de llevarlo. Y en Birkenstocks no se sentía como un hombre de negocios, así que tenía la libertad de pensar creativamente”.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.