En las últimas semanas se ha hablado en demasía sobre cómo las compañías de teléfonos celulares están anunciando móviles destinados para jugar. Las líneas gamers no son nuevas, pero han encontrado un fuerte mercado en la actualidad y los avances en la industria le facilitan el producir modelos más compactos, más poderosos y a la vez más cómodos para la experiencia de juego.

Los aficionados a los videojuegos no son fáciles de convencer y ante el mínimo error buscarán nuevas alternativas. Las empresas son conscientes de esto por lo que cada una de ellas está buscando otorgar al usuario ese factor diferencial entre un gran catálogo para que ellos decidan cuál es la mejor opción.

Los móviles escogidos son cuatro: Primero, el Huawei Mate 20 X, aquel móvil que osó compararse con la consola Nintendo Switch en su presentación; segundo, el Razer Phone 2, un celular que fue anunciado la segunda semana de octubre; el Black Shark Helo de Xiaomi, el recientemente anunciado móvil de la compañía china que sorprendió al mundo con sus 10 GB de RAM; y por último, el Asus ROG Phone, el intento de la marca de portátiles para convencer a los jugadores que la experiencia ROG puede estar presente en todos lados.

Sin más, estas son las características base de los cuatro teléfonos móviles:

Te dejamos la decisión en tus manos, ¿Cuál será el mejor móvil para poder jugar? ¿Valdrá la pena gastar tales cantidades de dinero? 

 

¿Qué opinas?