narcoantenas
Las antenas parasitarias están ubicadas junto a las antenas principales de compañías de telefonía. | Fuente: Reuters

Cada vez crece más en número las llamadas narcoantenas, una serie de conexiones clandestinas que están realizando los traficantes de drogas para crear su propio sistema de telecomunicaciones.

En zonas rurales del país, los cárteles están colocando estaciones base que generan ondas de radios en antenas de las torres de celulares de las compañías que brindan el servicio en el territorio. En la parte superior instalan una antena parásita para proyectar su propia señal.

Además de los teléfonos celulares encriptados de alta gama y las aplicaciones de mensajería populares, los traficantes aún dependen en gran medida de radios bidireccionales como los que usan la policía y los bomberos para coordinar sus equipos en el terreno, dijeron a Reuters seis expertos policiales en ambos lados de la frontera.

Los cárteles y otros grupos criminales a veces exigen que los trabajadores de telecomunicaciones paguen "pagos de seguridad" o "cuotas" para realizar el mantenimiento de torres y otras tareas, según cinco trabajadores contratados que han trabajado en proyectos que involucran a América Móvil SAB de CV, la firma de telecomunicaciones de Slim, así como American Tower y AT&T.

De acuerdo con la agencia, pese a que lo hacen de manera ilegal, los propios miembros de las organizaciones dejan sus iniciales en el caso de que alguien tenga problemas con ellos: “Esta antena pertenece a Los Zetas.... si surge algún problema llame a [número telefónico]”.

El reporte señala que Los Zetas y el Cártel de Sinaloa son las principales bandas delictivas que utilizan esta modalidad.

Asimismo, las empresas de telecomunicaciones han señalado que las autoridades mexicanas no han podido controlar este accionar, mostrando un silencio ante las denuncias ya planteadas.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.