Así terminó el iPhone 6 de Kayla Ramos | Fuente: ABC

Otro teléfono se incendia y genera un problema al usuario. Un iPhone 6 se incendió en las manos de Kayla Ramos, una niña de 11 años que estaba jugando con el dispositivo en el dormitorio de su casa en Bakersfield, California.

“Estaba sentada, con mi teléfono en la mano, y luego vi chispas volando por todas artes. Solo tiré el teléfono a una manta”, mencionó Ramos a medios locales.

El hecho generó pequeñas quemaduras en la piel de la menor, pero el daño mayor lo sufrió la manta sobre la que cayó el equipo. De acuerdo con la madre de Kayla, María Adata, la explosión podría haber sido causada por una sobrecarga del equipo.

Apple ya está investigando el caso, y señalaron que existen múltiples factores que pueden producir este tipo de acciones en un teléfono, sobre todo el uso de accesorios no certificados. Entre otras causas probables figuran el uso no certificado de cables, cambios en la tensión eléctrica, las reparaciones no autorizadas de teléfonos y hasta las caídas de un equipo al suelo.

De momento, la tienda que vendió el equipo ofreció un dispositivo nuevo a la familia.

Sepa más:
¿Qué opinas?