Lo que quedó del celular. | Fuente: Gizmochina

Xiaomi lidera el mercado en India, donde ha vendido millones de dispositivos. Recientemente, un incidente ha causado controversia para la marca china.

Chavhan Ishwar asegura que compró un Redmi Note 7S (solo disponible en India) a inicios de octubre y se volvió inservible tras un mes luego de que se incendió.

Según contó, se dio cuenta de que el teléfono emanaba humo acompañado de un olor a plástico quemado, luego se incendió.

El hombre llevó el teléfono a un servicio técnico autorizado de Xiaomi en la ciudad de Thane, parte de la región metropolitana de Bombay, que encontró un defecto en la batería.

Sin embargo, el teléfono no fue reemplazado. Xiaomi alegó a Gizmochina que identificó que el error fue causado por el usuario.

“Luego de una cuidadosa examinación, se concluyó que el daño fue causado por fuerzas externas y fue clasificado bajo ‘daños causados por el cliente’”.

Sepa más:
¿Qué opinas?