Facebook retiró su suite de aplicaciones del proceso de preinstalación de Huawei | Fuente: RPP

No hay duda de la repercusión del caso Huawei, y el impacto que cada noticia sobre la marca genera en la industria de la tecnología. No es para menos. Estamos hablando del segundo constructor de smartphones más impórtate del mundo, del socio estratégico de gran parte del planeta para el despegue de la siguiente generación de telecomunicaciones en el mundo, de la marca con mayor proyección a nivel global. En esta nota, sin embargo, permíteme alegrarme por el hecho que Facebook no añada de manera predeterminada sus aplicaciones en los teléfonos Huawei.

No la necesitas preinstalada. Cuando hablamos de una aplicación “preinstalada”, nos referimos a una app que ya viene en el teléfono desde que lo configuras por primera vez. En este caso, Facebook y su suite de soluciones no vendrá añadida al paquete instalador de Android cuando activas el teléfono por primera vez. ¿Grave? No. Vas a poder bajarla del Play Store en los actuales modelos de la compañía china. Vas a poder usarla desde tu P30 Pro o tu glorioso y musculoso Y6 II. No pasa nada.

Huawei no necesita a Facebook en China. En China no existe Facebook como red social, y tampoco Google con su suite de soluciones. Los niveles de venta de Huawei en China son altísimos, y ninguno de esos teléfonos viene con accesos para la red de Zuckerberg o con vínculos desde el AppGallery, la tienda de programas que Huawei propone como alternativa al Play Store. Fuera de China, el tema dependerá del usuario.

Google está de parte de Huawei. Sin duda, nuestra atención debe estar sobre Google. Facebook es un elemento accesorio que no tiene peso protagónico en el funcionamiento integra de un equipo. Google sí. La empresa de Mountain View no quiere perder a Huawei, y está tratando por todos los medios de recuperar al otro partner de peso en el mundo Android. Samsung quedaría sola como referente, y Apple seguiría amenazando la supremacía del Androide en el terreno de móviles. A Google le conviene tener a Huawei como partner, y está intentando recuperarlo por todos los medios.

Facebook : "El futuro es privado" | Fuente: RPP

La seguridad de tus datos. Es sabido que Facebook se ha vuelto una coladera enorme en temas de seguridad. Filtración de datos privados, contraseñas guardadas sin encriptar, datos vendidos a empresas, asociación con agencias de datos para campañas políticas, pésima capacidad de reacción ante problemas en la plataforma, caídas constantes. ¿Hay más razones para dejar de usar Facebook? Sí, pero cuando se vuelve una red social omnipresente suele ser más complicado dejar de usarla.

Facebook como app es terrible. Hace unos meses, decidí no instalar la aplicación de Facebook en los teléfonos que uso, y borrar la que viene por defecto. Es un proceso que se asemeja a la desintoxicación, pues genera mucha ansiedad los primeros días. Tras pasar ese periodo, no solo mi nivel de desbloqueo del equipo ha bajado radicalmente, sino que la batería del teléfono me dura más. Mucho más. Facebook consume demasiada energía del equipo, pues su trabajo en segundo plano es intenso. Notifica, ubica, actualiza, propone, analiza nuestros movimientos y visitas. Hace todo en todo momento, y eso agota la vida útil del equipo. Además, la experiencia de uso no ha mejorado con los años, y la suite “Administrador de Páginas” es peor.

WhatsApp e Instagram. Estas dos aplicaciones tienen otra aplicación, pero casi comparten la misma hoja de ruta que Facebook. Si bien podrían salir de la suite preinstalada, también puedes descargarlas por el Play Store en los modelos actuales. No pasa nada. Además, Huawei no añade ventajas diferenciales, como el API que Instagram tiene por defecto en la línea Galaxy S10 de Samsung, por ejemplo. Por ese lado, todo se mantiene igual con los modelos vigentes.

A la larga, Facebook pierde. Mientras menos teléfonos lleven Facebook como aplicación por defecto, va a ser más fácil prescindir de la red social. Entiendo que mucha gente trabaja con la plataforma para potenciar negocios, realizar campañas y extender su presencia digital en la red. Sin embargo, en medio de una búsqueda del balance en esta guerra económica, Facebook sale tarde y mal a hablar de un retiro sensible. Eso nos debería dar una idea clara.

¿Qué opinas?