El ‘Momo challenge’ nació en 2016, pero recién se ha popularizado en México. | Fuente: Redes sociales

La Fiscalía de México advirtió este martes sobre los peligros del fenómeno por internet del ‘Momo challenge’, que se estaría popularizando en el país y pone en riesgo la vida de las personas, especialmente de niños y adolescentes, llevándolos a realizar desafíos extremos.

"La Fiscalía General de la República, a través de la Policía Federal Ministerial, te da las siguientes recomendaciones. Mantente alerta. #MomoChallenge", apuntó la Agencia de Investigación Criminal (AIC) en un mensaje en Twitter.

En una fotografía con el título ‘Momo challenge en videos infantiles’, el órgano de la Fiscalía General de la República (FGR) pidió a los padres "supervisar a los niños en todo momento", especialmente cuando usan internet o redes sociales.

También aconsejó a los progenitores que no se les permita hablar "con personas desconocidas en plataformas digitales" y les instó a instalar herramientas de control parental en los dispositivos que utilizan los menores.

Finalmente, ante este reto, llamó a los padres a hablar directamente con sus hijos sobre los peligros a los que están expuestos.

El ‘Momo challenge’ nació en 2016, pero parece que ahora ha aparecido en el país latinoamericano, manteniendo su vigencia.

El personaje, Momo, es representado por una caricatura de una señora de aspecto cadavérico, con la nariz casi inexistente y una amplia boca, asemejándose a un pájaro.

De acuerdo con medios locales, este personaje crea desafíos e invita a menores y jóvenes a cometer actuaciones muy arriesgadas o actos de violencia.

En la mayoría de los casos, implica que el participante del desafío se haga daño. Momo, incluso, podría instar a cometer suicidio.

Aunque no hay evidencias de ello ni se ha demostrado todavía algún caso en México, a finales de febrero surgieron reportes de vídeos en YouTube y en otras redes sociales donde se animaba a participar en este desafío.

Además, quienes se esconden detrás de este macabro juego robarían a menudo imágenes e información del usuario que cae en sus redes mediante un programa informático, y aprovecharía la situación para chantajearlos. (EFE)

¿Qué opinas?