La fotografía de Sam Rowley capturó la pelea de dos ratones en una estación del metro de Londres. | Fuente: Sam Rowley/WPY

Pelea en la estación”, así fue titulada la obra del fotógrafo Sam Rowley, quien obtuvo el premio por voto del público en el concurso Fotógrafo de Vida Silvestre del Año LUMIX. La imagen capta la lucha de dos ratones por un trozo de comida, la cual perteneció a un pasajero y se convirtió en el ansiado trofeo de estos animales.

Rowley estaba encantado con las peleas diarias de los ratones que ocurren entre los andenes y las vías del metro de Londres. La simple escena para mucha gente que transita por allí todos los días resultó totalmente intrigante para él. El retratista británico de vida salvaje estuvo una semana esperando en este lugar para capturar la imagen.

“Usualmente tomo una serie de fotos y tuve suerte con esta toma, pero, por otro lado, había pasado cinco días tendido en el andén, así que probablemente iba a suceder en algún momento”, dijo a la BBC.

Tras pasar noches enteras en el suelo de la estación, Sam Rowley encontró el ángulo del ansiado momento: dos ratones encontraron una migaja de pan al mismo tiempo, lucharon por el botín, y finalmente continuaron su camino separados.

Estos ratones del metro nacen y pasan el resto de sus vidas sin jamás ver el sol o sentir el césped. A cierto nivel, es una situación desesperada, el escabullirse entre los lúgubres pasajeros durante unos meses, tal vez uno o dos años, antes de morir. Y como hay tantos ratones y tan pocos recursos, tienen que pelear por algo tan irrelevante como una migaja”, agregó.

Sam Rowley se dedica a fotografiar la vida silvestre en el entorno urbano y considera que existe una conexión entre las especies que habitan las ciudades, porque evidentemente conviven con los seres humanos. Aproximadamente 28,000 personas eligieron la fotografía de los animalitos como la mejor en la categoría “Las Mejores del Resto” en el concurso.

La escena fue comentada en redes sociales por lo sorprendente que resultó la pelea protagonizada por los pequeños roedores. La magia de la fotografía permite a los espectadores que observen la imagen bajo una percepción única.

Algunos escuchan una música clásica que rodea la pelea, otros un tema de Linkin Park, o incluso varios aseguran que parece ejecutan una danza. Un usuario de Twitter compartió la escena con una edición similar a la película romántica “La La Land”.

¿Qué opinas?