Su originalidad en la enseñanza lo ha convertido en uno de los profesores más queridos de la institución. | Fuente: Facebook

Un caso digno de aplaudir. La historia de Yosip Anntony Olarte Bravo se ha viralizado en las redes sociales debido a su singular, pero eficaz, método de enseñanza para estudiantes de primaria y secundaria: disfrazarse de personajes de animes, películas y cómics.

El maestro de 36 años se dio a conocer luego de un reportaje emitido por televisión. En el colegio El Mundo de los Niños en Chancay, Yosip llega a sus clases de Matemáticas y Ciencias con vestimentas caseras de personajes como Gokú, Joker o hasta el Profesor X. ¿La finalidad? Captar la atención de los alumnos mediante la imagen de personajes que ellos conocen.

A través de su cuenta de Facebook, el docente comparte algunas de sus clases y la metodología que utiliza. Por ejemplo, cuando asistió a las clases como Joker, enseñó acerca de las leyes peruanas, elecciones internas y más para el curso de Educación Cívica. Genera dinámicas de acuerdo al personaje que interpreta e incita a que los alumnos participen de ello.

A estas alturas, es tanto el apoyo que hasta los padres de familia y los propios alumnos participan de estas sesiones.

Casado y padre de tres hijos, Yosip cuenta que era un niño con problemas de atención y que pocas personas apostaban por él, hasta que conoció a un profesor que le dedicaba paciencia y dedicación. Este suceso marcaría su vocación a futuro.

En conversaciones con RPP Noticias, Yosip explicó cómo nació esta idea: siempre fue aficionado al teatro.

“Me gustaba ver a los artistas como a los payasos, por ejemplo. Me di cuenta de que los niños sienten gran admiración por ellos y les dan toda su atención. Luego cuando tuve mi primer hijo, cambié los datos de uno de sus ejercicios matemáticos más difíciles por personajes de Marvel. El resultado fue que resolvió el problema en menor tiempo. Y me dije: Eso es lo que se requiere”.

Asimismo afirma, a pesar de las críticas de otros profesores, no hubo rechazo por autoridades educativas:

“Pude adaptar mi método a los requerimientos del MINEDU en forma efectiva, me fue muy bien. Hubo críticas sobre todo de profesores tradicionales, pero siempre he trabajado a puerta abierta así que una vez que veían los resultados académicos y emocionales de los estudiantes terminaban por apoyar mi método”.

El maestro indicó que estas pruebas las realiza desde sus exposiciones de la universidad:

“Creí que no debía esperar a estar en las aulas para empezar. Mis compañeros siguieron mi ejemplo y tuvimos 5 años de geniales exposiciones. En la primera institución educativa que usé el método fue en la I.E. Carlos Martínez Uribe de Huaral y me disfracé del doctor Doofenshmirtz de la serie animada Phineas y Ferb. Vestí a un niño de Perry el ornitorrinco y hablamos sobre desastres naturales. Los disfraces los hice la noche anterior”.

Finalmente, dejó un mensaje para los demás profesores:

“La atención no se exige, se gana. Si deseas ser docente debes adaptarte a los intereses de tus estudiantes y no al revés. Por otro lado si tienes vocación eso no será un problema, te va a resultar tan divertido que ni siquiera sentirás cansancio. Podrás ver que tienes éxito cuando los niños esperen con ansias tus clases y prefieran los días lectivos que las vacaciones”.

¿Qué opinas sobre su enseñanza?

¿Qué opinas?