Kaspersky presentó un estudio analizando la conducta de colaboradores y consumo de contenido adulto en PCs laborales | Fuente: Kaspersky

Para muchos, la computadora de trabajo es una herramienta indispensable. Esta nota, incluso, esta siendo escrita en una PC laboral. Sin embargo, un estudio revela otros usos de este implemento. De acuerdo con la firma de antivirus Kaspersky, uno de cada cinco latinoamericanos hombres busca y mira contenido para adultos desde una computadora empresarial o laboral.

Este reporte detalla los países que consumen este tipo de formato desde una PC laboral, y la lista la encabeza Perú (26%), seguido de Brasil (24%), México y Argentina (19%). Los países en donde este uso desciende son Colombia (12%) y Chile (14%). En el caso de las mujeres, Colombia lidera la tabla (13%), junto a Perú (10%), México y Brasil (9%). Solo el 4% de chilenas busca este contenido en Internet desde su computadora del trabajo. 

Este es el panorama latinoamericano de consumo de contenido adulto en computadoras laborales | Fuente: Kaspersky

Si bien puede resultar una conducta inapropiada, debido al contenido consumido y el lugar en donde se busca, lo cierto es que esta actividad tiene un enorme impacto en la seguridad empresarial. De acuerdo con el mismo estudio, el 46% de vulnerabilidades detectadas provienen de páginas pornográficas o intercambio de información de ese tipo.

Para Dmitry Bestuzhev, director del Equipo de Investigación y Análisis para Kaspersky Lab América Latina, este tipo de conductas debilita la seguridad laboral en las empresas y potencia el robo de información. “El riesgo de infección existe y está presente tanto en sitios para adultos, como en aquellos que no tienen nada que ver con pornografía. En el caso de los primeros, los estafadores están bien preparados para atraer a los usuarios. Sin embargo, no basta con que los empleados eviten el porno online y las apps sospechosas. Lo importante es mantener siempre protegidos los dispositivos, tanto los de los propios trabajadores, como los de toda la organización”, agrega.

Otras conductas que generan peligro dentro de un entorno laboral son la compra en línea y el uso de redes sociales. Estos espacios, ampliamente transitados por usuarios de todas las edades, suelen esparcir código malicioso que puede secuestrar una PC laboral. Este software puede provenir de cuentas de correo personal revisado por colaboradores en las mismas PC de la empresa, así como de vínculos repartidos en Facebook o cualquier otro entorno social.

¿Qué opinas?