El videojuego ha pasado por un carrusel de buenos y malos momentos | Fuente: Activision

Destiny 2 es un videojuego que ha recibido la misma cantidad de críticas positivas como negativas y esto se ha visto reflejado en la ventas totales. Activision, su publisher, es consciente de esto y ha declarado no estar satisfecho con los ingresos totales conseguidos con el juego hasta la fecha.

Coddy Johnson, director de la empresa, ha señalado a PC Gamer que “aún no hemos visto el completo reenganche en Destiny, lo que ha llevado a un subrendimiento sobre nuestras expectativas hasta la fecha. Algunos jugadores creen que estamos todavía en un modo de esperar y ver. Así que, cuando estás adentro, estás profundamente enganchado. Si no lo estás, esperamos que este sea el momento para traer a los jugadores otra vez y ganarlos de vuelta“.

El videojuego lanzado en el 2017, y cuya última expansión "Los Renegados" salió en septiembre al mercado, ha ido generando mayor aceptación en los jugadores con el paso del tiempo, pero no ha visto este crecimiento en el dinero recaudado. Las dos primeras expansiones, Curse of Osiris y Warmind, no fueron bien recibidas por la crítica ni por los jugadores más apasionados de la saga, quienes terminaron dejando el videojuego. Forsaken pudo volver a enganchar al videojuego y recibió muy buenas reseñas, pero no ha conseguido ese impacto monetario para sus distribuidores.

Activision está jugando sus últimas cartas regalando el juego base gratis hasta el 18 de noviembre. Este modelo busca atraer nuevos jugadores para que se enganchen al videojuego y logren quedarse y expandir sus experiencias con los DLC a la venta. Será cuestión de tiempo ver si estos movimientos tendrán un efecto positivo en la franquicia.

Destiny 2 se lanzó el 6 de septiembre de 2017 en Xbox One y PS4. Posteriormente, se añadió a PC.

Recuerda seguir a Progamer, división especializada de videojuegos de RPP Noticias, para mantenerte actualizado con todas las noticias de tecnología y gaming de Perú y el mundo.

 

¿Qué opinas?