Fnatic desea repetir la corona que le es esquiva desde la primera temporada del campeonato | Fuente: Riot Games

El sueño de millones de fanáticos europeos puede volverse realidad. Tras 7 años, Fnatic regresa a la final del Campeonato Mundial de League of Legends tras derrotar por 3 a 0 a un alicaído Cloud9 que cometió errores muy básicos individual y colectivamente.

La jornada estuvo marcada por actuaciones impresionantes de jugadores como Bwipo, el carrilero superior suplente que tan solo con un año en el mundo profesional ya se erige como una de las mayores promesas del videojuego. Por su parte, el ya aclamado Caps en la línea cental sigue esforzándose para evitar comparaciones con Faker y demostrar que es un jugador de élite con personalidad única. En el mismo equipo, ya mucho fanáticos piensan que Broxah, el junglero, es el mejor jugador del campeonato; mientras que Rekkles y Hylissang prefieren no mostrar emociones y conservar todas las energías para la gran final.

Por otro lado, Cloud9 estuvo desorientado desde el inicio de la serie al mejor de 5. Nunca es conveniente culpar directamente a los jugadores por las derrotas, pero Svenskeren y Licorice cometieron errores que ningún jugador a esa altura debería hacer. Jensen, Sneaky y Zeyzal no tuvieron el poder necesario para contrarrestar la estampida europea y cayeron derrotados ante cientos de fanáticos en Busán, Corea del Sur. Las transmisiones online de todo el mundo estuvieron repletas de fanáticos, quienes esperaban más de esta semifinal.

La llave final del Worlds 2018 se jugará este sábado 03 de noviembre entre Fnatic e Invictus Gaming en el Munhak Stadium de Incheon, un recinto con una capacidad para 50 000 espectadores. Europa y Asia se medirán en un duelo de pronósticos reservados.

Si quieres seguir leyendo notas del Worlds 2018, puedes seguir este enlace.

¿Los videojuegos y los esports son tu pasión? Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con lo último.

¿Qué opinas?