WhatsApp sigue siendo terreno fértil para las estafas | Fuente: RPP

Internet siempre tendrá estafas, y es inevitable. Ya sea a través de redes sociales o servicios de mensajería, el contenido malicioso siempre encuentra sitio en nuestros hábitos. Si hace poco hablábamos de “Momo”, la maliciosa cadena de WhatsApp que alteraba a niños y adolescentes ahora llega “Olivia”, un contacto desconocido que finge ser una chica y que quiere compartir información confidencial con nosotros.

“Olivia” opera con unas cuantas interacciones, en las que pide al destinatario guardar “su nuevo número”, ya que había perdido el anterior. Este contacto desconocido se presenta como “amiga de un amigo”, e insiste en demostrar la relación enviando un enlace a una supuesta foto en la que ambos aparecen. Ese vínculo lleva a una página pornográfica.

Si bien este contacto solo habla inglés, es importante estar atentos si es que el modelo se replica en español con estos fines. Este tipo de páginas suele esconder código malicioso en los reproductores multimedia, o en algunos vínculos que rodean el contenido. Al acceder a esta página, se podría permitir el acceso de un tercero a información valiosa de nuestro dispositivo o tomar provecho de nuestra conexión a Internet. Por lo pronto, no ingreses al vínculo compartido en la conversación, borra la charla y bloquea el contacto.

¿Qué opinas?