La miniserie que lideró el horario de las 9:00 de la noche desde su inicio, “Mi amor, el wachimán” tuvo un final literalmente de novela, con mucho drama, suspenso, una boda y un amor que captó la atención de la teleaudiencia.

‘La boda será sencilla pero muy linda’ pensaba Catalina (María Grazia Gamarra) mientras ella y su mejor amiga se disponían a celebrar el tan ansiado evento.

Salvador (Christian Domínguez) cree que nada malo pasará pues ya han vivido situaciones muy difíciles y de ahora en adelante solo les queda la felicidad.

Sin embargo, todo cambia cuando aparece Duque, aquel wachimán que prefirió pasarse al bando oscuro de los sanguinarios delincuentes.

Este es el punto de partida para un capítulo que marcó el final de la miniserie. ¿Tendrá Michelle Alexander un haz bajo la manga? Aún no sabemos, pero ya se ha anunciado una segunda temporada.