Semana Santa: Sigue estos 10 consejos para viajar con tu perro y disfrutar el camino

En Semana Santa cada vez más personas aprovechan en salir junto con el inseparable amigo de cuatro patas. Sigue estas recomendaciones para que tu engreído viaje cómodo, feliz y seguro.

Consejos para viajar con tu perro | Fuente: Flickr | Fotógrafo: Yoshi Nakanishi

Durante la Semana Santa, muchas familias, parejas y grupos de amigos suelen desplazarse hacia su destino en auto; en muchas ocasiones, junto a sus mascotas. Los perros también deben viajar cómodos pero, sobre todo, seguros, por eso, te damos cinco consejos que debes tomar en cuenta si viajarás esta Semana Santa con tu engreído.

1. NO LE DES DE COMER ANTES DE VIAJAR

Sin duda, las carreteras pueden marear a nuestros compañeros de cuatro patas, por eso, evita darle de comer justo antes de subir al auto, así evitarás cualquier incidente. No obstante, tu mascota debe mantenerse hidratada: carga con un recipiente en donde pueda tomar agua cuando detengas tu vehículo.

2. REALIZA PARADAS

Al igual que tú, tu perro tendrá que estirar las patas y, también, hacer sus necesidades. Además, hacer paradas frecuentes le permitirá aclimatarse a esta nueva situación y evitará que se estrese.

3. NO LO DEJES SOLO AL INTERIOR DEL CARRO

Este error es muy frecuente, inclusive en aquellas personas que transportan a su mascota de un lugar a otro. Nunca sabes si alguien puede intentar robarlo o, peor aun, podría sufrir un golpe de calor.

4. IDENTIFÍCALO

Si aun no lo has hecho, cuelga del cuello de tu mejor amigo una placa, que contenga su nombre, edad y un número de contacto en el caso se extravíe.

5. ÉL TAMBIÉN NECESITA SUS PERTENENCIAS

La idea es que, al igual que tú, tu perro se sienta cómodo durante el viaje, por eso, lleva su juguete favorito, la correa con la que lo sacas a pasear, su cama y varias bolsas plásticas para los desechos.

6. NO PERMITAS QUE VIAJE SUELTO

Lo más importante es que tu mascota viaje en un lugar seguro, por eso, nunca debe ir suelto al interior del vehículo o en los brazos de alguien. Si decides llevarlo en un transportín, colócalo en el suelo del vehículo, encajado entre el asiento delantero y el trasero. Si no deseas que tu perrito viaje encerrado, puede ir en los asientos traseros, pero debe llevar un arnés y un dispositivo que pueda ser enganchado a los cinturones de seguridad.

7. LLÉVALO AL VETERINARIO

El médico verificará que tenga todas sus vacunas en orden y que se encuentre en óptimas condiciones de salud para emprender un viaje. Pregúntale, también, qué podrías hacer en caso de que se maree tras estar varias horas viajando en tu auto.

8. QUE NO VIAJE CON LA CABEZA AFUERA

Puede ser tentador, pues esto suele gustarle a los perros pero es más importante pensar en su seguridad: podría golpearse la cabeza con algún deshecho, árbol u otro vehículo. Además, el viento podría causar que se le irriten los ojos y las orejas.

9. HAZ QUE SE ACOSTUMBRE A TU CARRO

Opta por realizar viajes previos (al parque o a la casa de algún amigo) con tu cachorro. Así, se acostumbrará al espacio y asociará el viaje en carro con algo bueno (y no solo con las temidas visitas al veterinario).

10. TEN INFORMACIÓN DE UN VETERINARIO EN TU DESTINO

Nunca está de más. Guarda los números y direcciones de veterinarios seguros en el destino que elijas. Ante un eventual accidente o problema, es mejor saber a quien acudir y cómo contactarlo lo más rápido posible.

¿Qué opinas?