Ser mujer y viajar sola: 10 consejos que te animarán a emprender una aventura por tu cuenta

Viajar sola es una de las mejores experiencias de empoderamiento que una mujer puede tener. Te damos 10 consejos para iniciar tu próxima aventura preparada y sin miedo.

"Comparte una historia o ten una aventura amorosa, pero siempre hazlo sabiendo que, para que un buen viaje siempre este en tu lista, también tienes que saber reírte de ti misma", dice Isadora Lance, la Mujer al Borde. | Fuente: Flickr

Dice la gente que una mujer no puede viajar sola. Que es peligroso, que si lo hace se expone a un sinfín de peligros y que, si lo hiciera acompañada, sería mucho mejor. Sin embargo, hacerlo te permitirá tener la libertad completa de conocer y dejarte enamorar por una ciudad a tu propio ritmo; conocer a diferentes personas y culturas y ser responsable al tomar decisiones importantes.

Isadora Lange, más conocida como “La Mujer al Borde” asegura que viajar sola le ha enseñado mucho sobre sí misma. “Viajar sola es una de las mejores experiencias de empoderamiento que una mujer puede tener. Afinas tu instinto, talentos y esencia”, revela y agrega que, en soledad, es posible aprovechar el silencio para escucharse a una misma.

¿Qué debemos tener siempre presente si decidimos explorar una ciudad con nada más que una maleta y muchos sueños? Que lo importante no es el destino sino el camino que creas al andar, que debes aprender a disfrutar  las experiencias con gratitud y respeto, siempre cuidándote y siendo fiel a tu instinto. “Un viaje tiene el poder sanador de hacerte vivir en el presente y seguir la ruta sin mayor apuro ni expectativa que la de saber disfrutar sin miedo ni prejuicios, mas bien con libertad”, comenta Isadora.

Aquí, te damos cinco consejos que, seguramente, te animarán a emprender una aventura contigo misma y te contamos cuáles son los principales beneficios de armarte de valor, tomar tus maletas y comprar un billete de avión para tu próximo destino. ¿Te atreves?

Ver esta publicación en Instagram

Reflexión en Domingo de Resacas: Siempre he odiado mis brazos. 🤷🏻‍♀️ Quizás es una de mis grandes inseguridades. Y por eso mismo rumié incontables, e innecesarias, horas sobre si el publicar esta foto o no. 😥 Foto que el barbudo que la tomo en gesto de sorpresa y cariño claramente no considero todas las imperfecciones que inmediatamente yo detectaria al ser compartida. 🤔 Donde otra persona vió belleza, independencia y autenticidad, mi maquiavélica mente solo se pudo detener en ese brazo que tomaba el primer plano del encuadre. 🤦🏻‍♀️ Hasta que, en esas caminatas de reflexión que acompañan a la resaca, me puse a pensar en todas las cosas que mis brazos me han permitido hacer, a todos los lugares que me han llevado, todas las personas que han abrazado, todas las aventuras en las que han participado, todo el peso (físico y emocional) que han cargado, todas las manos que han tocado, todos los vasos al aire en celebración que han levantado, todas las caricias que han dado. 💕 ¡Así que gracias brazos que son parte de este cuerpo que cada día encuentra su verdadero centro, brazos que cogen ese móvil y esa cámara con la cual puedo compartir todas las experiencias que me tocan vivir! 🙌🏼 Y es que estar en paz con tu cuerpo, es una batalla que toma tiempo. Pero cuando empiezas a brillar desde adentro, no hay brazo que te impida relucir en tu elemento. Así que mujer ¡A seguir metiéndole ovarios a la vida! ¡Que amar tu cuerpo es un gran punto de partida! 💪🏻💕✨ #viajesalborde #confesionesalborde #quieretemujer

Una publicación compartida de @ lamujeralborde el

1. DEJA ATRÁS EL MIEDO

Invadirán tu mente miles de excusas y temores. A veces, "el mayor obstáculo puedes ser tú misma". Por eso, Isadora aconseja eliminar las excusas de tu panorama. “El miedo siempre te muestra dos caminos: el que te paraliza o el que te empuja a explorar con más ganas. Atrévete a salir de tu zona de confort”.

2. ORGANÍZATE

Ningún viaje puede ser totalmente improvisado, siempre requiere de organización previa: realizar coordinaciones en tu centro laboral y establecer cómo serán los días previos a tu viaje. “Comienza por lo básico: pasajes y hospedaje. ¿Un consejo? Guarda en tu cuenta de Google Maps todos los sitios que desees visitar”, sugiere Isadora.  

3. INVESTIGA

“El mundo es más peligroso para las mujeres, eso es un hecho. Bajo esta premisa, una tiene que saber a lo que se enfrenta, sea el destino que sea”, explican Daniela Cabrera y Fátima Sotomayor, creadoras de Misias pero Viajeras. Por eso, indaga sobre las calles del lugar, el transporte, la cultura y revisa las noticias. “Revisamos todas las noticias de los lugares a los que vamos para saber exactamente cuál es la situación y estar preparadas”, cuentan.

4. PREOCÚPATE POR CONOCER LA CULTURA

Siempre pregunta cómo se dice “hola” y “gracias”, cuál es la moneda local, cuál es la religión que la mayoría de los habitantes del país practica y cuáles son las principales tradiciones culturales. Si averiguas un poco sobre aquellos que te rodean, probablemente la pasarás mejor y será más fácil conocer a nuevas personas en el camino.

5. HAZ AMIGOS

Conocer a personas de todas las partes del mundo te ayudará a ser más empático, pues verás de cerca sus realidades y conocerás sus historias. “Sal de tu zona de confort y date la licencia de descubrir, entender y ser tú misma”, dice Isadora.

6. PERO... NO CONFÍES DEMASIADO

Sé amable, haz amigos y disfruta, pero no des información de más a personas que recién conoces. “El peligro puede estar en donde uno menos piensa. Es horrible tener que pensar así pero, que una persona se presente ante ti como alguien intachable, no significa que no pueda hacerte daño en algún momento”, comentan Daniela y Fátima. Por eso, no des detalles muy específicos de la empresa para la que trabajas, cuánto dinero estás llevando -y si es en efectivo o tarjeta- y cuántos destinos más visitarás.

7. CONFÍA EN TU INSTINTO

Puede sonar a cliché pero, si sientes que algo no anda bien y te invaden dudas, es mejor abstenerte. Y hacerlo no significa tener miedo, sino optar por sentirte tranquila con las decisiones que tomas. Es importante confiar en lo que sientes para que, cuando decidas, por ejemplo, emprender un tour, sepas que todo irá bien y que no te expondrás a ningún peligro.

8. TEN UN PLAN DIARIO

Elabora itinerarios por día y compártelos con alguien de confianza. Puede ser con tu mamá o con algún amigo cercano. “Es importante que alguien que no esté viajando contigo sepa cuál fue tu último paso en caso de que suceda algo malo”, explican Daniela y Fátima. Además, afirman que es una alternativa para estar tranquilas y dar tranquilidad a quienes las esperan acá.

9. NO TE DESANIMES

“Si una turista europea comienza a revisar noticias sobre Perú, encontrará los cientos de feminicidios que se cometen, sin embargo esto no tiene que servir para desanimarte, sino más bien para prepararte y que ninguna situación te tome por sorpresa”, explican Daniela y Fátima. Por más de que el destino parezca seguro, debes permanecer alerta.

Es probable que recibas comentarios de parte de tus familiares y amigos cuando te encuentres planeando un viaje por tu cuenta. “Debemos admitirlo, a veces la familia te desanima a hacer cosas y te transfieren los miedos que tienen ellos. No permitas que eso te afecte”, aseguran las viajeras.

10. ATRÉVETE

Decídete a dar el paso. “Mientras seamos más las mujeres que viajamos, se irá rompiendo el tabú que dice que las mujeres no pueden o no deben viajar solas. Mientras que seamos más las que nos animemos a chapar la mochila e irnos de viaje, mientras más gente vea a chicas cruzando fronteras solas, será menos inusual y, a la larga, se volverá algo normal”, dicen Fátima y Daniela, que ya han realizado 36 viajes solas.

Además, cada generación de mujeres es el ejemplo de la siguiente: “Mientras seamos más las que viajan, nos aseguraremos de que las generaciones venideras se empoderen en este rubro y que sepan que el mundo no está hecho solamente para hombres. A pesar de los peligros, las mujeres podemos llegar a destinos lejanos, sin que eso signifique que somos imprudentes o que nos estamos exponiendo, simplemente estamos cumpliendo nuestros sueños”.

 

 

¿Qué opinas?