Fortnite
El juego se encuentra para descargar únicamente en iOS en la web de la propia empresa. | Fuente: Epic Games

Apple es, sin duda alguna, una de las empresas más importantes de tecnología en el mundo. Siendo una de las más rentables, ha forjado una industria sólida a lo largo de décadas. Sin embargo, esto no los excluye de una gran cantidad de críticas por sus políticas y, ahora, es una empresa de videojuegos la que encabeza este movimiento contra ellos: Epic Games.

Este jueves, la actualización de Fortnite en iOS ha dado inicio a una disputa que ya no solo quedará en redes sociales, sino que llegará hasta los tribunales. Epic Games incluyó un sistema de compras directas desde el juego en móviles iPhone, saltando el tradicional sistema que debe pasar por App Store para que no se cobre el 30% de comisión por transacción. Apple, ante esto, eliminó el juego de su tienda de aplicaciones.

Epic Games, al enterarse de esta situación, lanzó dos dardos directos a la empresa. Primero, mostró un traíler parodiando a la publicidad más famosa de Apple de 1984 cuando se presentó la Macintosh original. Luego, anunció públicamente que está preparando una demanda contra los de Cupertino.

Antecedentes

Para empezar, con el lanzamiento y posterior popularidad de Fortnite, Epic Games se mostró como una gigante que, guste o no, quiere cambiar la industria. Y, antes de esta explosión contra Apple, hay tres antecedentes claros.

El primero de ellos es la creación de la Epic Games Store como forma de oposición al mercado más grande videojuegos de PC: Steam. Para Tim Sweeney, CEO de la compañía, el pago del 30% de comisión de los desarrolladores a la tienda por compra de videojuegos o microtransacciones era excesivo: "Dado que somos desarrolladores, siempre hemos querido una plataforma que permita obtener grandes beneficios económicos y que nos conecte directamente con nuestros jugadores".

Posteriormente, empezaron con la exclusividad de algunos títulos, abriendo un debate en la comunidad de PC sobre las plataformas. Sin embargo, con los regalos como GTA V y Civilizaction VI, el grueso aceptó esta plataforma.

El segundo antecedente es la enorme presión que impuso sobre Sony y PlayStation para que la empresa abra el crossplay entre su comunidad y las de Xbox, Nintendo y PC para que todos los jugadores puedan unirse en partidas. Este paso fue gigantesco debido a que hizo cambiar la forma de pensar de una de las empresas más grandes del mundo en el entretenimiento, algo que ninguna otra desarrolladora pudo hasta ese momento.

Y el tercer antecedente es compatible con el suceso de la actualidad. Epic Games desistió más de un año de ingreso a la Play Store, la tienda de apps más importante de Android, para evitar la comisión del 30% a Google, poniendo a Fortnite solo para descarga en su página web y la Galaxy Store de Samsung. Esto se removió debido “a desventajas” por advertencias de software de terceros en los móviles.

Epic Games, los usuarios y las desarrolladoras vs. Apple

El que Fortnite haya atacado directamente a Apple es consecuencia del malestar de los usuarios. Durante la semana, se conoció que servicios de videojuegos por streaming no podían llegar a los equipos de Apple, hecho que enojó a la comunidad, pero que no hizo que Microsoft y Google, principales afectadas, respondieran.

Sin embargo, Epic Games, como ha sido en sus últimos años de vida, no se queda de brazos cruzados. Y para atacar a Apple ha apelado directamente a los jugadores: ha dicho explícitamente que, pagando directamente a la compañía sin pasar por el sistema de Apple, ahorrarán dinero. Y esto es un motivo directo para recibir su apoyo.

Apple se ha defendido afirmando que han buscado conversar con la Epic para resolver este tema, pero “no le darían trato especial”. Los creadores de Fortnite, en respuesta, han puesto de ejemplo los casos de Amazon, Uber y McDonalds en la que algunos pagos son exceptos de la tarifa del 30%, exponiéndolos de “monopólicos” y que solo apoyan a ciertas aplicaciones

Epic también se unió a Match Group, la empresa matriz de Tinder y otras aplicaciones de citas, para emitir declaraciones de apoyo a dos investigaciones antimonopolio en curso sobre Apple llevadas a cabo por la Unión Europea, lanzadas solo después de que Spotify y otros fabricantes de aplicaciones protestaron por las políticas de la App Store que dicen castigar a los competidores de Apple.

Este accionar también ha llevado a Apple, Google, Amazon y Facebook al Congreso de Estados Unidos para que esclarezcan sus políticas.

Por lo expuesto, Epic Games ha planeado esto y, quizás, esperaba que Apple sí eliminara el juego para comenzar un plan mucho más grande y orquestado que, esperan, pueda terminar con las que consideran injustas imposiciones a las empresas desarrolladoras.

“Epic busca terminar el dominio de Apple sobre mercados clave de tecnología, abrir el espacio para el progreso y la ingenuidad y asegurar que los dispositivos de Apple estén abiertos a la misma competencia que las computadoras de Apple. Por eso, Epic le pide con respeto a la Corte que eviten que Apple siga imponiendo sus restricciones anticompetitivas en el ecosistema iOS y aseguren que 2020 no sea como 1984”, se menciona en la demanda que ha dado inicio a todo.

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.