El miembro de la Familia Real mantiene una postura muy clara contra este videojuego | Fuente: BBC

El Príncipe Harry de Inglaterra ya es conocido por hablar de Fortnite. En octubre del año pasado, unos menores le preguntaron si había jugado el popular videojuego, a lo que contestó negativamente y se cuestionó “¿qué pasa con sus padres?” Quedando esto como una anécdota, ahora el miembro de la Familia Real ha vuelto a la carga contra el batte royale en nuevas declaraciones.

En una visita a la Asociación Cristiana de Jóvenes en Londres, el duque de Sassex exclamó lo siguiente: “Ese juego no debe permitirse. ¿Cuál es el beneficio de tenerlo en el hogar? Ha sido creado para provocar adicción, para mantenerte frente a un ordenador el mayor tiempo posible. Es irresponsable”.

El príncipe, de acuerdo con BBC, también mencionó que Fortnite solo provoca daño en los niños y que las familias “se derrumben”. Asimismo, afirmó que “las redes sociales son más adictivas que las drogas”. Es curioso porque recientemente ha inaugurado el Instagram de su matrimonio y ha alcanzado un nuevo récord.

Fortnite tiene una clasificación PEGI12, lo que quiere decir que está recomendado para mayores de 12 años. Sin embargo, esta recomendación no se cumple debido a la despreocupación mutua entre padres e hijos. Según estudios, son muy pocos los padres de familia quienes revisan la clasificación por edades de los videojuegos que juegan sus menores.

¿Qué opinas?

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify.

¿Qué opinas?