Xi Jinping: de vivir en una cueva a ser el hombre más poderoso de China

A los 18 se sintió preparado para embarcarse en su carrera política. Se unió a la Liga de la Juventud Comunista.
De joven, Xi no tenía sentido del humor. No jugaba póker ni se entretenía con otros jóvenes ni buscaba novia. | Fuente: EFE | Fotógrafo: Laurent Gillieron

Antes que Xi Jinping se convirtiera en el hombre más poderoso de China, era un humilde agricultor. Pero a diferencia de los hombres de campo de la actualidad, el líder chino vivió en una cueva. ¿Otro mandatario en el mundo pasó por lo mismo? No que sepamos y por eso la BBC Mundo nos recuerda el pasado de este hombre antes de afianzarse en el poder en una de las naciones más poderosas del mundo.

+ Historias | La historia de la imagen de 'El hombre molotov'

Hace cinco décadas, cuando el caos de la Revolución Cultural envolvió a Pekín, Xi Jinping, que entonces tenía 15 años, se embarcó en la dura vida rural en Yan'an, que se hacía llamar "la tierra santa de la revolución china”.

Sin embargo, durante su infancia, su padre fue un héroe de la revolución comunista y Xi gozó de la vida privilegiada y protegida de los "principitos comunistas". Pero todo esto se derrumbó en la vorágine que impuso contra la élite del partido un presidente Mao, cada vez más paranoico y vengativo durante los 1960.

El padre de Xi primero fue purgado y luego encarcelado, y su familia humillada. Una de sus hermanas murió, quizás en un suicidio. Para cuando cumplió 13 años, la educación formal de Xi llegó a su fin ya que las clases en Pekín fueron suspendidas para que los estudiantes pudieran criticar, golpear e incluso asesinar a sus maestros.

Muchos de la generación de Xi están de acuerdo en que cuando terminó su educación en el colegio aprendieron a sobrevivir con el sentido común, la dureza emocional y la independencia de pensamiento. Xi recordaría después su capacidad para escuchar otros puntos de vista sin tener necesariamente que doblegarse a ellos.

El adolescente Xi también aprendió a transportar estiércol, construir presas y reparar carreteras. Compartió la cama infestada de pulgas en su cueva con otros tres jóvenes. Uno de ellos era el agricultor Lu Housheng, quien me dijo en 2015: "Todo lo que teníamos para comer en esa época era avena, hierbas y bollos cocidos al vapor.

Cuando tienes hambre no te importa lo que comes".

Xi Jinping y su esposa Peng Liyuan. | Fuente: EFE
¿Qué opinas?