Brasil y EE.UU. inician proyecto de desarrollo de vacuna contra el zika

La acción conjunta entre Brasil y Estados Unidos fue acordada por teléfono entre los presidentes de ambos países, Dilma Rousseff y Barack Obama, respectivamente.
El Noreste de Brasil es la región donde se concentra el 86% de todos los casos de la enfermedad registrados en el país, fue también la puerta de entrada del virus en el continente. | Fuente: AFP

El ministro de Salud de Brasil, Marcelo Castro, anunció este miércoles en Montevideo que el próximo 13 de febrero llegan a su país técnicos estadounidenses para iniciar un proyecto de cooperación entre ambos países para desarrollar una vacuna contra el virus del Zika.

"Brasil está actuando en diversos frentes para el control del virus, y la acción más importante, para el futuro, es una cooperación con diversos laboratorios para desarrollar una vacuna", dijo Castro antes de reunirse con otros 13 ministros de Salud de América Latina en la sede del Mercosur de la capital uruguaya.

La acción conjunta entre Brasil y Estados Unidos, acordada por teléfono entre los presidentes de ambos países, Dilma Rousseff y Barack Obama, respectivamente, se llevará a cabo por organismos públicos de los dos países.

Así, por Brasil participarán el Instituto Evandro Chagas, el Instituto de Tecnologia Imunobiológica Bio-Manguinhos/Fiocruz y el Instituto Butantan; y por Estados Unidos el National Institute of Health (NIH) y la Universidad de Texas.

Además, Castro reiteró que hay un "compromiso" por parte del Gobierno brasileño de que, "pese a las dificultades económicas a las que se enfrenta el país", no falten recursos para luchar contra esta epidemia, que se ha diseminado rápidamente tras llegar a las Américas a principios del 2015.

Los gobiernos latinoamericanos están preocupados por controlar la propagación del Zika

Castro explicó que aunque inicialmente se creía que los síntomas del zika eran más blandos que los causados por el dengue, la relación con los casos de microcefalia y la falta de conocimiento sobre el virus lo han convertido en un problema a nivel mundial.

"Hoy la gran preocupación de los ministerios de Salud de todos los países de América, e incluso de la Organización Mundial de Salud y del presidente Barack Obama, es controlar la actual propagación del virus del Zika", subrayó.

Hasta el momento, el gigante latinoamericano notificó 4700 casos diagnosticados con microcefalia, que según Castro todavía son apenas "sospechas", pero ya hay aproximadamente 400 confirmados.

"Algunos representantes latinoamericanos ya están en Brasil tomando cursos para diagnosticar la enfermedad y estamos abiertos", garantizó Castro, quien matizó la importancia de la cooperación entre países como la mejor estrategia para combatir la epidemia.

Las medidas de Brasil para combatir al zika

Sobre las medidas de combate a nivel nacional, Castro destacó que es importante "destruir" el mosquito Aedes agypti, transmisor del virus, ya que todavía "no hay tratamientos ni vacunas" contra el zika.

En este sentido, destacó "el más grande esfuerzo jamás hecho en la historia de Brasil" para luchar contra el mosquito y concienciar a la población, ya que, según él, dos tercios de los criaderos del insecto se encuentran en residencias.

"Contamos con 46000 agentes de combate a las endemias recorriendo casa por casa más 266 000 agentes comunitarios de salud. El 13 de febrero habrá una gran movilización nacional con aproximadamente 220 000 militares, y los gobernadores de los estados están movilizando a la policía militar, los bomberos, y a toda la población", detalló el ministro.

EFE