Gozzer: “Pienso que debería retirarse con toda seguridad la hidroxicloroquina del tratamiento ambulatorio"

Ernesto Gozzer, médico epidemiólogo y especialista en Salud Pública de la Universidad Cayetano Heredia, comentó sobre el retiro de la hidroxicloroquina, azitromicina e ivermectina del tratamiento de pacientes hospitalizados por COVID-19. | Fuente: AFP

Ernesto Gozzer, médico epidemiólogo y especialista en Salud Pública de la Universidad Cayetano Heredia, comentó sobre el retiro por parte del Ministerio de Salud (Minsa) de la hidroxicloroquina, azitromicina e ivermectina del tratamiento de pacientes hospitalizados por COVID-19.

Pienso que debería retirarse con toda seguridad la hidroxicloroquina del tratamiento ambulatorio. De la ivermectina hay varios estudios en marcha, como no hay ningún estudio que muestre que sea efectivo, yo creo que eso debe ser a criterio médico. Pero la hidroxicloroquina no debe ser usada en pacientes que ya están siendo tratados. Tengo que retirar enfáticamente antibióticos, corticoides e hidroxicloroquina que vienen en recetas. Ivermectina eso si un médico lo receta, pero no como programa en el que se entrega a pacientes que tienen un diagnóstico y están siendo atendidos azitromicina. […] Eso no es salud pública. Además, se hace con pruebas serológicas”, menciona.

Sobre la publicación del estudio publicado por el Instituto de Evaluación de Tecnologías en Salud e Investigación (IETSI), el uso de azitromicina sola, la hidroxicloroquina sola, la ivermectina sola y la combinación entre ivermectina y azitromicina en las primeras 48 horas de hospitalización de pacientes COVID-19 no mostraría efecto beneficioso en la disminución de mortalidad, ingresos a Unidades de Cuidados Intensivos y el requerimiento de oxígeno.

Además, el estudio menciona que el uso combinado de hidroxicloroquina y azitromicina en las primeras 48 horas de hospitalización incrementaría en 84% más el riesgo de fallecer durante la hospitalización, 49% más el riesgo de entrar en sala UCI y 70% más de requerir oxígeno.

“Lo novedoso de esto es que es el estudio más grande que se hace en Latinoamérica. Desde el punto de vista metodológico es incluso, se podría decir como investigador, que es elegante porque es muy riguroso, porque busca reducir los sesgos al máximo y simular un ensayo clínico. Eso es algo que hay que aplaudir”, menciona.

Creo que esa no es una buena medida porque la investigación científica en el Perú está avanzando mucho, pero todavía no es lo suficientemente fuerte y una de las cosas que a mí me preocupan y lamento es que debilita las instituciones. Este es un grupo que está trabajando hace varios años”, explica.

Además, el exjefe del Instituto Nacional de Salud menciona que sería una buena señal de EsSalud si se le repone a Patricia Pimentel en su cargo de la IETSI.

¿CÓMO PREVENIR EL CONTAGIO DE LA COVID-19?

El distanciamiento social y el uso de mascarillas son herramientas claves para frenar el avance en el contagio del nuevo coronavirus. De acuerdo con la escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, la COVID- 19 se propaga a través de las gotas de saliva que se producen cuando una persona infectada tose o estornuda. Es decir, si frenamos nuestro movimiento innecesario en las calles, mantenemos una distancia mínima de uno o dos metros, usamos mascarillas y nos lavamos constante y correctamente las manos (al menos durante 20 segundos), el virus también se detendrá. 

Los especialistas en salud pública explican que se debe mantener una distancia mínima de dos metros entre persona y persona para evitar la infección, además de eliminar por completo cualquier tipo de aglomeración. Las proyecciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) explican que, siendo realistas, si no se acata el distanciamiento social, el uso de mascarillas y el lavado de manos, la afluencia de pacientes en unidades de cuidados intensivos hará que colapse el sistema de salud en el Perú.