|

Invierno: Cuatro consejos para cuidar los ojos durante la temporada

Más allá de las enfermedades respiratorias, el invierno también puede traer complicaciones para nuestra visión.

Más allá de las enfermedades respiratorias, el invierno también puede traer complicaciones para nuestra visión. | Fuente: Cookie Studio 2017 | Fotógrafo: Seva Levitsky

Más allá de las enfermedades respiratorias, el invierno también puede traer complicaciones para nuestra visión. El viento ―sumado al uso de sistemas de calefacción y otros factores― causa que las lágrimas que nuestros ojos necesitan para su correcto funcionamiento se evaporen, ocasionando resequedad ocular.

“Cuando hay bajas temperaturas, se presentan más casos de ojo seco. Al menos, 8 de cada 10 pacientes vienen a la consulta por este motivo. Esta enfermedad se caracteriza por una disminución en la secreción lagrimal, lo que causa una sensación de arenilla al interior de los ojos y lagrimeo. Sin embargo, si no se trata, puede llegar a producir fatiga visual, visión borrosa esporádica e, inclusive, dolor de cabeza”, comenta el doctor Juan Carlos Corbera, especialista de Oftálmica Clínica de la Visión, centro caracterizado por su ética, precisión y trato humano.

 

RECOMENDACIONES

El oftalmólogo brinda cuatro recomendaciones para no padecer las molestias de sequedad ocular durante la temporada de frío:

1. Evite el uso continuo de calefacción. Los calefactores ocasionan menor producción de lágrimas, pues estas se evaporan con más facilidad. “Además, después de una ducha, por el frío, es normal que usemos la secadora en nuestro cabello; pero, esto provoca que haya más flujo de aire sobre el ojo y lo reseca”, asegura el doctor Corbera.

2. Consuma más alimentos ricos en omega-3. Ingerir productos que contengan ácidos grasos, como el omega-3, ayuda a disminuir los síntomas del ojo seco. Esto puede ser mediante suplementos dietéticos, pescados de carne oscura (por ejemplo, el atún), nueces, entre otros.

3. No abuse de los antigripales. En esta temporada, se presentan más casos de resfriados y rinitis alérgicas. El uso de antihistamínicos para tratar estas enfermedades no solo disminuye la secreción nasal, también reduce la producción de lágrimas.

4. Tenga cuidado con otras medicinas. En invierno, suelen aumentar los cuadros de depresión, por lo que es común que se receten fármacos para combatirlos. “Los antidepresivos, anticonceptivos y medicamentos para la presión arterial también pueden provocar ojo seco”, detalla el doctor Corbera.

ENFERMEDADES DE LA VISIÓN QUE REQUIEREN ATENCIÓN

Para evitar sufrir de otras patologías oculares frecuentes ―como glaucoma, retinopatía diabética, degeneración macular relacionada a la edad (DMRE) y catarata―, los expertos de Oftálmica Clínica de la Visión aconsejan llevar un estilo de vida saludable, tener una dieta balanceada, realizar ejercicios, conocer si hay antecedentes familiares con alguna de estas enfermedades y acudir a controles oftalmológicos, al menos, una vez al año.

NUESTROS PODCASTS

Espacio Vital

¿Qué medidas se tomaron desde la aparición de los primeros casos de la viruela del mono?


La viruela símica es una zoonosis vírica (enfermedad provocada por virus transmitido de los animales a las personas) que produce síntomas parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela en el pasado, aunque menos graves. Con la erradicación de la viruela en 1980 y el posterior cese de la vacunación contra la viruela, la viruela símica se ha convertido en el ortopoxvirus más importante para la salud pública, señala la Organización Mundial de la salud. Esta mañana el doctor Elmer Huerta nos explica qué se hizo para controlar la expasión de la viruela del mono desde su aparición.