Los "marcianos" y cremoladas no son la mejor opción en verano

Especialista de EsSalud advierte que el consumo excesivo de azúcar puede traer consecuencias negativas para la salud, como el sobrepeso, la obesidad y la resistencia a la insulina.
El agua fresca o helada es la mejor opción para paliar el calor del verano. | Fotógrafo: EsSalud

El consumo excesivo de azúcar puede traer consecuencias negativas para la salud, como el sobrepeso, la obesidad, el síndrome metabólico y la resistencia a la insulina, alertó el doctor Alberto Quintanilla, endocrinólogo del Centro de Atención Integral en Diabetes e Hipertensión de EsSalud.
 
En ese sentido, hizo un llamado a los consumidores de los tradicionales “marcianos” o “cremoladas”, a no ingerirlas con frecuencia, pues son preparadas con insumos que contienen grandes cantidades de azúcares.
 
“El excesivo consumo de azúcar está relacionado con la obesidad, la diabetes tipo 2, las enfermedades del corazón, ciertos tipos de cáncer, el acné, las arrugas y otros signos de envejecimiento prematuro”, precisó el especialista.
 
Alberto Quintanilla explicó también que el azúcar puede inhibir el sistema inmunológico y debilitar las defensas contra las enfermedades infecciosas. Asimismo, dijo que el azúcar sirve de alimento a las células cancerígenas y está relacionado con el desarrollo de cáncer de útero, colon, mama, ovarios, próstata, recto, páncreas, vesícula biliar, pulmones, y estómago.

Por otro lado, el endocrinólogo indicó que estas raspadillas, marcianos, helados y cremoladas son preparados en muchas ocasiones sin las garantías sanitarias necesarias para su consumo.
 
Para aplacar la sed, el especialista recomendó consumir agua fresca o helada o de lo contrario limonada u otros refrescos naturales (chicha morada, maracuyá, etc.) endulzada con hojas de Stevia.