Minsa: Limeños representan la mayoría de casos de cáncer de piel

Diego Venegas Ojeda, médico oncólogo y coordinador del Plan Esperanza, manifestó que el cáncer de piel se encuentra entre los cuatro primeros cánceres que se notifican cada año en la población.
Andina

De 2006 a 2011, Lima registró el 46 por ciento de los casos de cáncer de piel del país, más frecuente en mujeres adultas mayores; le sigue la Región La Libertad con 1,013 casos, luego Lambayeque con 493; y Cajamarca con 356, señalaron voceros del Ministerio de Salud (Minsa), con motivo del inicio del verano y el aumento de la radiación ultravioleta en la capital.
 
Diego Venegas Ojeda, médico oncólogo y coordinador del Plan Esperanza, manifestó que el cáncer de piel se encuentra entre los cuatro primeros cánceres que se notifican cada año en la población peruana, después del cáncer de cuello uterino, estómago y mama. “El 6.6 por ciento de peruanos presentan este problema y los casos van en aumento”, expresó.
 
Destacó que la disminución de la capa de ozono y una excesiva exposición a la radiación ultravioleta son algunas de las condiciones para la presentación de enfermedades relacionadas a la piel, como el cáncer y el envejecimiento prematuro.
 
Hay que tener presente que hasta el 80 por ciento de la exposición solar total que se recibe a lo largo de la vida acontece en la infancia y la adolescencia. También que la intensidad de radiación ultravioleta es mayor en primavera y verano, estaciones en las que se hace necesaria la foto protección.
 
“Cada verano, en el Perú se produce una afluencia de casi 9 millones de habitantes que visitan las playas de nuestra costa, centros de esparcimiento, áreas recreativas, etcétera, exponiéndose muchas veces a los rayos ultravioleta que ponen en riesgo su salud”, enfatizó el especialista según una nota de prensa del Minsa.

SUGERENCIAS

Venegas recomendó que se evite la exposición en forma directa al Sol, inclusive en días nublados, en especial entre las 10:00 y 16:00 horas. También el uso de un bloqueador solar de amplio espectro igual o superior a 30 si hay exposición, y repetir la aplicación del protector solar cada 2 horas después de trabajar, nadar o hacer ejercicio al aire libre.
 
Se deben usar sombrillas, toldos, las sombras de los árboles, además de un sombrero de ala ancha que proteja los ojos, las orejas, la cara y la parte posterior del cuello; las gafas de sol con un índice de protección entre  99 por ciento  y 100 por ciento frente a los rayos UVA y UVB reducen mucho los daños oculares debidos a la radiación solar; y utilizar prendas que aumenten la protección solar (ropas de algodón de color claro que cubran las extremidades), añadió.