Recomiendan no tener relaciones sexuales después de comer

El especialista recomendó tener relaciones sexuales en ambientes acostumbrados, con la pareja acostumbrada en horas que no tengan mucho estrés.
 


La actividad sexual debe ser siempre un momento placentero y de relajo que permita a nuestro organismo y en espacial a nuestro corazón desarrollar ese esfuerzo especial de la mejor manera. Por ello nunca debemos hacer el amor después de haber comido, ya sea el almuerzo o la cena, porque corremos el riesgo de tener un infarto.

 

El cardiólogo Walter Mogrovejo Ramos, director del Instituto  Cardiovascular de las Américas (INCA), institución especializada en el tratamiento de la salud de quienes padecen enfermedades neurocardiovasculares, explicó que durante la digestión, el corazón aumenta su trabajo para irrigar los intestinos y mejorar la absorción con un doble esfuerzo, irrigando la parte del abdomen y además los órganos sexuales consumiendo más oxigeno.

 

"Todas las personas tenemos ese riesgo, pero sobre todo aquellas que ya han tenido un infarto previo o los que han sobrevivido  a uno y no recibieron un tratamiento adecuado como la angioplastía",  sostuvo el experto..

 

El director de INCA precisó que "estos pacientes quedan con una función ventricular muy deteriorada y con un tejido cardiaco poco irrigado. Hay un número de personas que tienen problemas cardiovasculares y que lamentablemente no lo saben porque en muchos casos no hay síntomas".

 

El infarto es la obstrucción de una arteria coronaria que tiene como consecuencia, la ausencia de irrigación sanguínea al músculo cardiaco y por lo tanto la muerte de ese tejido. Es el cierre de la arteria producido por una inflamación abrupta y brusca de una placa de colesterol que se deposita en la pared de la arteria, produciendo una explosión de ese tejido graso dentro de la arteria e incluso tiene pus.

 

El especialista  recomendó  tener relaciones sexuales en ambientes acostumbrados, con la pareja acostumbrada en horas que no tengan mucho estrés, de manera que se tengan momentos relajantes y placenteros que ayuden a mejorar no solo la capacidad funcional sino la autoestima de la persona.

 

Mogrovejo Ramos forma parte del grupo de médicos peruanos especializados en tratar problemas del corazón  en su fase híper aguda que están al servicio del primer Instituto Neuro Cardiovascular del Perú y Latinoamérica,  centro que gracias al funcionamiento de la Primera Clínica Digital del país, coloca al Perú a la vanguardia no solo en el tratamiento de las enfermedades del corazón, sino en intervenciones neurovasculares no quirúrgicas, tratando el derrame cerebral con resultados altamente satisfactorios, disminuyendo la potencial discapacidad o muerte que genera esta emergencia cerebral.