También se hicieron implantes PIP para hombres

Además de la acción de la justicia, se realizan investigaciones para determinar si los implantes PIP pueden ser la causa de algunos casos de cáncer.
Referencial

El fabricante francés PIP, encausado por elaborar prótesis mamarias con una silicona industrial que acarrea riesgos para la salud, también produjo implantes de testículos, pecho y glúteos para hombres, revela el diario "Le Parisien".

Varios antiguos empleados de Poly Implant Prothèse (PIP) indicaron al diario, bajo el anonimato, que la empresa desarrolló, junto a su actividad de prótesis mamarias, una línea de negocio en los implantes masculinos.

Una de esos empleados precisó que "tres personas habían sido formadas especialmente para trabajar en una máquina que fabricaba testículos de silicona".

Otro que se dedicaba a los controles de calidad añadió que "era una máquina de inyección muy cara.  Se compró para posicionarse en nuevos mercados. Se utilizó en los últimos años de la empresa. La mayor parte de la producción iba al extranjero".

Las prótesis de testículos se utilizan para la "reconstrucción" de una apariencia normal para hombres que han sufrido una ablación (extirpación), por lo general a causa de un cáncer, o que carecen de este de nacimiento.

En cuanto al gel para incrementar el volumen de los glúteos, tenía un uso estético y se dirigía en particular al mercado de Sudamérica, según uno de los empleados, que añadió que el material era el mismo de las prótesis mamarias del que se cuestiona su inocuidad sanitaria.

La juez instructora de la investigación sobre las prótesis PIP realizó ayer una inspección y un registro en la planta inactiva de la compañía en La Seine sur Mer, cerca de la ciudad de Tolón (sureste de Francia).

El ministro francés de Sanidad, Xavier Bertrand, anunció hoy que va a proponer "un cambio en la reglamentación europea" sobre los dispositivos médicos como los implantes mamarios, que por el momento carecen de una autorización para salir al mercado a diferencia de lo que ocurre con los medicamentos.

Bertrand, también se pronunció por un refuerzo de los procedimientos de control, dijo no poder hablar de las revelaciones de "Le Parisien" mientras no tenga todos los elementos.

EFE