Vacunación durante la pandemia: ¿Quiénes son los grupos de riesgo y qué vacunas necesitan?

Durante la crisis sanitaria el Minsa trabaja para garantizar que los esquemas de vacunación se cumplan de manera adecuada garantizando la protección de los individuos y del personal de salud.

Durante la crisis sanitaria el Ministerio de Salud trabaja para garantizar que los esquemas de vacunación se cumplan de manera adecuada garantizando la protección de los individuos y del personal de salud. | Fuente: EFE

Con la llegada de la pandemia por la COVID-19 a nuestro país, se vio interrumpida las actividades rutinarias de inmunización, lo cual pudo haber generado el número de individuos susceptibles y la probabilidad de brotes de enfermedades prevenibles a través de la vacunación.

A partir de este mes de julio, el Perú se convirtió en el primer país de América Latina en vacunar durante la pandemia. Según lo mencionado por el Minsa, en esta nueva etapa de convivencia, los establecimientos de salud realizarán atenciones extramurales para atender a quien más lo necesitan y vacunar a los niños menores de 5 años, gestantes, personas con comorbilidad y adultos mayores de 60 años que no pudieron completar su esquema de vacunación.

Mientras los centros de vacunación se encuentren aun restringidos, se debe optimizar la vacunación en aquellos grupos de riesgo que acuden a los centros de salud por algún motivo de salud (pacientes con alguna enfermedad crónica), al personal de salud que labora en los hospitales y centros de salud, en mujeres gestantes que acuden a sus controles de embarazo y/o parto y en los recién nacidos antes de ser dados de alta.

Grupos de riesgo y vacunación

- Personal de salud:

Todo el personal que se desempeña en el sector salud debe estar adecuadamente inmunizado para las enfermedades inmunoprevenibles y con las vacunas recomendadas en el adulto como: vacunas contra influenza, tétanos difteria y tos ferina, hepatitis B, sarampión, rubeola y paperas, varicela.

- Mujer embarazada:

Las vacunas ayudan a proteger a la madre y el bebé contra enfermedades graves. Entre las vacunas necesarias para la protección están: Influenza, tétanos, difteria y tos ferina.

- Recién nacido:

Las vacunas en el recién nacido, son tan necesarias como la leche materna. Son compuestos químicos con combinaciones de otras bacterias que brindan la inmunización necesaria, para no contraer ningún tipo de virus, entre ellas están: Hepatitis B y BCG (tuberculosis).

- Adulto de riesgo:

Las vacunas son importantes, en especial para los adultos mayores. A medida que envejece, su sistema inmunitario se debilita y puede resultarle más difícil combatir las infecciones. Es por ello, que necesita vacunas como: influenza, neumococo, hepatitis A y B, tétano - difteria y pertussis (Tdap), meningococo, entre otras.