Gracias a:  

Automedicación crea resistencia a tratamiento antigripal

En las infecciones virales no se requiere el uso de antibióticos, explican especialistas de EsSalud.
Tampoco es recomendable el uso de medicamentos como los antitusígenos | Fuente: Getty Images

El uso de antibióticos sin indicación médica para los procesos gripales e infecciones respiratorias puede producir que la persona desarrolle resistencia a estos tratamientos y, por consecuencia, pierdan su efectividad.

Según explicó la médico pediatra de EsSalud Carmen Ayllón Dejo, es muy común que los padres de familia tiendan a automedicar a los niños apenas presenten síntomas de un cuadro gripal, siendo los antibióticos los más usados.   

“El uso de antibióticos es una conducta muy frecuente en nuestro país, lo cual felizmente se está regulando, pero los papás deben ser conscientes que si no están calificados para diagnosticar, no deben administrar medicación a los niños porque corren el riesgo de que se compliquen”, indicó la doctora.

Asimismo, recordó que la presencia de fiebre es muy común en los cuadros virales, y “como son infecciones virales no se requiere el uso de antibióticos, porque estamos cambiando la sensibilidad de los gérmenes a estos antibióticos”.

Por otro lado, señaló que tampoco es recomendable el uso de medicamentos como los antitusígenos porque evitan que el cuerpo elimine los gérmenes que causan el proceso gripal.

“Las secreciones y la tos son mecanismos de defensa que hacen que el cuerpo elimine los gérmenes invasores. Si yo bloqueo la tos con estos medicamentos, hago que los gérmenes que tenía que eliminar ya no los pueda expulsar y, por lo tanto, se corre el riesgo de que se complique el proceso”, refirió.

En ese sentido, resaltó que el tema no es tratar la molestia sino las causas de fondo. Por ello, resaltó que es muy importante que ante cualquier problema de salud, los niños sean evaluados por un médico pediatra y los padres eviten la automedicación, porque los niños corren riesgo de complicarse e incluso que tengan que ser hospitalizados.