¿Cuáles son las recomendaciones que deben considerar las futuras madres durante la pandemia de la COVID-19?

Este Día de la Madre, recomendamos algunos tips psicológicos a tener en cuenta para las mujeres que se convertirán en madres durante la crisis sanitaria.

Cuidado personal, gestionar el estrés y otros consejos son recomendables para las futuras madres. | Fuente: Getty Images

A medida que la pandemia por nuevo coronavirus avanza a nivel nacional y mundial, miles de mujeres se convertirán en madres en las próximas semanas, y se alistan a vivir un Día de la Madre distinto, en medio de incertidumbre y miedos que pueden afectar su salud, pero también brindar esperanza frente a una nueva vida. 

¿Cómo ayudarlas a mantener la calma y a disfrutar del sueño de la maternidad? Hasta la fecha, el Ministerio de Salud (Minsa) informó que más de 53 840 bebés nacieron en el Perú desde el 16 de marzo hasta el 27 de abril, en el marco de la crisis sanitaria por la COVID-19.

Romy Díaz Fernández, directora de la carrera de Psicología de la Universidad Privada del Norte, explicó que el reto que experimentan las madres frente a una pandemia no es similar a experiencias pasadas, pues existe miedo frente a este suceso de felicidad por el nuevo integrante de la familia. Además, se pueden generar picos altos de estrés, por lo que es necesario considerar una preparación emocional en esta etapa tan particular por la COVID-19, priorizando su bienestar y el de su recién nacido.

Las mujeres embarazadas viven momentos de ilusión por la llegada del bebé y a la vez miedo por contagiarse. La inquietud está siempre presente, pudiendo generar ansiedad e incertidumbre y llevando a revisiones médicas como análisis periódicos, muchas veces en línea, buscando tener todo controlado” afirmó la psicóloga.

La pandemia de la COVID-19 puede afectar psicológicamente a las gestantes. | Fuente: Getty Images

RECOMENDACIONES PARA GESTANTES

La especialista brindó algunos consejos prácticos para mantener un estilo de vida saludable en las futuras mamás:

Cuidado personal y actividad física: Se debe considerar todas las condiciones de autocuidado, arreglo personal, higiene periódica de manos, además de proporcionar mascarillas o protección para salida o controles. Realizar actividad física beneficia el estado de ánimo, pues genera hormonas de la felicidad y fortalece el sistema inmune.

Gestionar el estrés: Se recomienda practicar técnicas de relajación o meditación, actividades como la lectura, el canto o escuchar música. Además, compartir emociones con el entorno familiar ayuda al mejor manejo de las tensiones. Mensajes, fotos, videollamadas, envío de imágenes, pensamientos, videos divertidos, entre otras acciones en línea, permiten estar cerca de los seres queridos y potenciar el vínculo emocional.

Cómo prepararse para la llegada del bebé: Se sugiere tener un plan organizado para el control y el día programado. Debe mantenerse en contacto con su especialista y tener listos todos los cuidados de protección e higiene. Posterior al parto, no se recomiendan visitas para obtener un espacio de tranquilidad que permita conectarse con el bebé y nivelar las emociones durante esta nueva faceta.

Prestar atención a síntomas de estrés posparto: Estar alerta a señales de tristeza o rechazo durante el periodo posparto, que deben ser evaluados por especialistas.

“Es importante mencionar que, ante los distanciamientos por esta crisis mundial, las nuevas madres también pueden atravesar tipos de depresión que pueden evidenciarse por cuadros de insomnio, irritabilidad, disminución del apetito o pérdida de interés en el recién nacido, que se irán controlando en la medida de buscar estar en contacto con los seres queridos, fortaleciendo el vínculo y teniendo sistemas de apoyo", comentó la especialista de la UPN.

Romy Díaz señaló que, al mantener comunicación constante con los seres queridos mediante distintos canales digitales y crear rutinas de apoyo emocional para incentivar el acompañamiento y el soporte de la familia, generarán en la madre una sensación de tranquilidad y un ambiente de paz para afrontar mejor las situaciones y fomentar un buen estado de ánimo.