Flor de Loto se encuentra en un gran momento de su trayectoria. En la foto, la banda liderada por Alonso Herrera.

Eclipse

Flor de Loto

Melodic Revolution Records

Perú, 2018

Calificación: 9.6/10

Escribe: Rafael Valdizán

Algunos dicen que Flor de Loto hace rock progresivo. Otros afirman que lo suyo es el metal. Hemos seguido a la banda desde sus inicios y podemos atestiguar que, en el camino, ha ido mutando de sonidos y de formas, tal vez dejando un poco atrás las señas progresivas más puras y asumiendo mayor fuerza. ¿Qué tal si lo dejamos entonces en metal progresivo?

Pero más allá de etiquetas, lo más importante ha sido constatar un crecimiento indefectible en cada nuevo disco que han puesto en órbita. La excelente banda nacional opera en un campo abierto de posibilidades estéticas, no establece límites y explora el pentagrama como quien ha descubierto un planeta virgen e inhabitado para sacarle todo el provecho posible.

En Eclipse, lo nuevo de Flor de Loto, han ascendido más peldaños. Para empezar, consiguieron a Roy Z (extraordinario guitarrista y productor estadounidense) para que llevara el barco al mejor puerto posible. Los resultados son impecables: hablamos de un álbum muy cohesionado en el que la banda parece haber dosificado el vuelo natural que está en su ADN para centrar toda su artillería en canciones algo más cortas y directas.

Como si hubiesen tomado un atajo hacia el lugar de destino. Si antes ganaban las batallas por demolición progresiva, ahora se imponen por knock out.

Ahora, esto no sugiere para nada que hayan quedado fuera los ritmos sincopados o los giros vertiginosos de compás o los afeites de estilo a los que nos tienen acostumbrados. Solo que ahora suenan, como dijimos, más dosificados, lo cual establece la cohesión de la que hablábamos.

Temas como Animal (de una velocidad inusitada), Paraíso y Almas Perdidas (muy melódica y con reminiscencias de Kansas) son buenos ejemplos de este esfuerzo de la banda por manejarse en planos más directos, sin perder —repito— los avanzados arreglos que saben siempre crear y a los que tienen acceso, dado lo excelentes músicos que son. El brillo, la luminosidad, son los mismos.

Si hablamos de metal, podemos mencionar temas como Eclipse —que da título al álbum y recoge generosas influencias de Iron Maiden—,  Esclavitud de tu Ser (que cuenta con un videoclip grabado en las alturas de Marcahuasi), Tempestad (electrificante y con una inédita agresividad durante los solos de guitarra) y la ya mencionada Animal.

Y si hablamos del ala más progre, ahí están Líneas de Nasca (una pieza instrumental majestuosa que dibuja parajes misteriosos y ancestrales, entre efluvios de música peruana andina y el vertiginoso desemboque en un vaivén de cadencias agitadas) y el perfecto mix que han hecho de El Cóndor Pasa/Locomotive (obras de Daniel Alomía Robles y Jethro Tull), en el que el propio Roy Z se lanza con un letal solo de guitarra.

Alonso Herrera (voz y primera guitarra), Alejandro Jarrín (bajo), 'Checho' Cuadros (instrumentos de viento), Álvaro Escobar (batería), Pierre Farfán (guitarras) y Gabriel Iwasaki (teclados) presentarán Eclipse este viernes 16 de noviembre en el Centro Cultural Cafae-se (Av. Arequipa 2985, San Isidro). Asistencia obligatoria.

EL DATO

La presentación de "Eclipse" será el viernes 16 de noviembre a las 8 p.m. en el Centro Cultural Cafae-Se (Av. Arequipa 2985, San Isidro). Entradas: S/.40, S/.20 (estudiantes). El precio incluye disco.

¿Qué opinas?