Contenido patrocinado por:

¿Cómo ajustar costos en una empresa?

Cuando se habla de ajustar costos en una empresa, es necesario poner atención a los motivos que nos llevan a hacer estos ajustes y buscar las mejores formas de realizarlos.
Hacer un ajuste de costos no significa simplemente cortar gastos. | Fuente: Shutterstock

En tiempos de crisis o de enfriamiento de la actividad económica, a las empresas les toca reducir sus gastos. Esto es necesario para mantener un nivel de liquidez que permita el normal funcionamiento del negocio (pago de planillas, servicios básicos, pago a proveedores). Por eso, hacer un ajuste de costos no significa simplemente cortar gastos. La complejidad de la tarea estriba en que se debe gastar menos pero la empresa debe seguir haciendo lo mismo. Es lo que se llama ‘buscar eficiencias’.

Con esta idea en el horizonte, el portal emprendedores.es ofrece algunos tips para trabajar en el ajuste de costos en tu empresa. Tómalos en cuenta:

1. Gestiona adecuadamente el personal. No significa que debes hacer obligatoriamente recortes. Perder talento humano puede costarte más caro que lo que ahorras en sus sueldos. Intenta retener el talento a toda cosa, quizás mediante una redefinición de responsabilidades o destinando empleados a asumir funciones que antes desempeñaba personal externos.

2. Gestión de los stocks o inventario. Es aconsejable no almacenar la producción por mucho tiempo, ya que esto significa que la empresa tiene inmovilizado el capital que ha utilizado en la producción, además de generar gastos por almacenamiento. Cuanto más alta sea la tasa de rotación de stocks o inventario, mayor será el excedente obtenido por la actividad.

3. Gestión de cobros y pagos. Es necesario tener detalle de los flujos de caja (importes y fechas sobre los cobros y los pagos, además del saldo de caja y las cuentas bancarias), una política adecuada de cobros y pagos, revisar bien los procesos de cuentas a cobrar y cuentas a pagar. No pierdas de vista que es clave mantener cierto nivel de liquidez. Si tienes clientes con riesgo de morosidad, puedes negociar descuentos por pronto pago, recurrir al factoring u otro tipo de alternativas.

4. Optimizar el ciclo logístico. Nos referimos al tiempo y a los procesos que tienen lugar desde que la empresa recibe las materias primas hasta que el cliente compra el producto final. Es necesario eliminar los tiempos muertos, ya que ocasionan pérdidas de eficiencia y retrasos en la entrega del producto.

5. Reducción de gastos financieros. Entre los más comunes y de mayor impacto los gastos de electricidad y telefonía. Para ello es recomendable aplicar políticas de ahorro de energía y buscar alternativas económicas para ahorrar en teléfonos e Internet.

Sepa más:
¿Qué opinas?