Contenido patrocinado por:

¿Es el Perú el país con mayor inseguridad de América Latina?

El crimen es un problema generalizado en todo el continente. El Perú está lejos de las cifras terroríficas de otros países latinoamericanos, pero a pesar de las estadísticas, no debemos sentirnos seguros.
La delincuencia y su consecuencia, la inseguridad ciudadana, son problemas que golpean a toda América Latina. | Fuente: Shutterstock

 La delincuencia y su consecuencia, la inseguridad ciudadana, son problemas que golpean a toda América Latina. Según el Latinobarómetro 2013, la población de la mayoría de países de la región coincide en señalar este tema como el más importante. Es el caso de Uruguay, Argentina, Chile, Ecuador, Bolivia, El Salvador, México y el Perú, entre otros. Otros problemas importantes, como la corrupción, la pobreza o el desempleo, han pasado a segundo plano en la mayoría de países de la región (sin que ello quiera decir que hayan desaparecido, desde luego).

La inseguridad es un problema con componentes objetivos y subjetivos a la vez. Por un lado, están las estadísticas de comisión de delitos, que se pueden cuantificar; por el otro, está la percepción que estos hechos violentos generan en la población. No es necesario ser víctima de un robo para sentirse inseguro: basta con enterarse de que alguien cercano lo ha sufrido, o ver las noticias en los medios de comunicación. Por eso, la percepción suele ser mayor que la inseguridad ‘real’. Pero la percepción, que equivale a sentirse en peligro todo el tiempo, no es un problema menor que se pueda minimizar. Su impacto en la calidad de vida de la gente es muy grande.

El nivel real de violencia en una sociedad se suele medir a partir del número de homicidios en proporción con la población total. Según el Estudio “El estado de la seguridad en América Latina 2015”, elaborado por el Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEES), la violencia ha crecido mucho en la región: si en la década de 1970 se registraban 16 homicidios por cada 100.000 habitantes, actualmente el ratio medio es de 37 por cada 100.000. Y esto esconde picos realmente escalofriantes, como el de Ciudad Juárez (México) que llegó hace unos años a tener más de 180 homicidios por cada 100.000 habitantes, una estadística que la convirtió en la urbe más violenta del mundo. 

En el Perú, actualmente la tasa se encuentra en alrededor de 10 homicidios por cada 100.000 habitantes, según un estudio del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Una tasa preocupante, aunque está lejos de las que se registran en otros países cercanos, como Panamá (21,2), Colombia (34) o Guatemala (41). En el otro extremo, los países menos violentos de América Latina son Chile (2 homicidios por cada 100.000 habitantes) y Uruguay (6).

Los robos también han aumentado notablemente en toda la región. En muchas ocasiones se trata de bienes de poco valor, por lo que muchas de estas ocurrencias nunca se denuncian y las estadísticas no son precisas. Sin embargo, cabe resaltar que en el Perú, según el PNUD, el 30% de los robos se realiza con violencia. Esta estadística es similar a la de Brasil, y está por debajo de la de México (39%), Chile (37%) y Argentina (50%). En síntesis: el Perú está lejos de ser el país más inseguro de América Latina, pero las estadísticas tampoco hablan de un país tranquilo o seguro.

Sepa más:
¿Qué opinas?