Contenido patrocinado por:

¿Son eficaces las cámaras de vigilancia?

El video permite registrar un robo o intrusión y sirve como prueba de delito. Su aporte combinado con otros sistemas de seguridad refuerza la seguridad de un negocio o domicilio.
Desde hace algunos años, vienen instalándose videocámaras en las calles de todas las grandes ciudades del mundo. | Fuente: Shutterstock

Vivimos en una época de hiperconectividad, y una de las derivaciones de esto es la continua e imparable proliferación de cámaras en todos los ámbitos. Desde la cámara de seguridad instalada en una calle o dentro de un negocio, hasta la pequeña cámara incorporada en los smartphones de cualquier ciudadano, las posibilidades de que cualquier hecho quede registrado en video –y no por una, sino por varias cámaras– es cada vez más alta.

Esta realidad tiene una importante implicancia en la lucha contra la delincuencia. Desde hace algunos años, vienen instalándose en todas las grandes ciudades del mundo millones de videocámaras en las calles, como también en negocios y viviendas particulares. Todo esto, bajo el entendimiento de que registrar los movimientos en ellas no solamente sirve para recopilar pruebas para sancionar a quienes cometan delitos; también –y más importante– disuaden a los potenciales delincuentes.

Para que estas cámaras sean más eficaces, es preciso analizar la información que proporcionan y, sobre todo, articularlas dentro de un plan mucho más amplio, que involucre a la Policía, las centrales de recepción de denuncias, las municipalidades y, en general, a todos las instituciones responsables de la seguridad ciudadana. Las empresas de seguridad privada también pueden aportar en esta tarea.

Por sí solas, las cámaras pueden tener un efecto disuasivo para los delincuentes, pero también es cierto que muchas veces no son suficientes para impedir la comisión de un delito. Los delincuentes pueden ser conscientes de la presencia de cámaras y tomar acciones para neutralizar su efecto. Por ese motivo, es recomendable combinar las cámaras con otros dispositivos de seguridad, como las alarmas, que dan cuenta de una intrusión o robo en tiempo real y permiten informar a las autoridades y servicios de seguridad. Así se logra un mayor efecto disuasivo.

Sepa más:
¿Qué opinas?