Grandes emprendedores
Los emprendedores exitosos tienen claro que en algún momento fallarán y lo asumen como parte del aprendizaje. | Fuente: Shutter

El camino del emprendimiento está pavimentado de experiencias fallidas. Por cada negocio que alcanza el éxito hay varios que no lograron el objetivo deseado. ¿Se puede llamar a eso fracaso? En realidad, no. Solo se podrá hablar de fracaso cuando tires la toalla y lo dejes de intentar. Los emprendedores exitosos tienen claro que en algún momento fallarán y lo asumen como parte del aprendizaje.

¿Cómo acortar el camino hacia el emprendimiento exitoso? La experiencia de los grandes emprendedores contemporáneos nos puede servir de guía.

A continuación, te presentaremos cinco ideas de grandes empresarios que han logrado el éxito por todo lo alto. Como verás, todas son sencillas y fáciles de entender. La clave es ejecutarlas correctamente.

“Un negocio es simplemente una idea para mejorar la vida de otras personas”. Esta poderosa idea es de Richard Branson, fundador del emporio Virgin y uno de los hombres más ricos del mundo. ¿Qué nos quiere decir? Básicamente, que nunca pierdas de vista que tu objetivo es servir a un cliente. Tu emprendimiento tendrá éxito en la medida en que tus consumidores sientan que les estás resolviendo un problema. No importa si tu negocio es llevarles la comida a sus centros de labores o si eres el gerente de un banco. Pensar en cómo servir mejor a tu cliente es una regla que nunca falla.

“Si creas algo útil, el dinero será el resultado final”. Elon Musk no pensó en cuánto dinero podía ganar cuando desarrolló Paypal. Simplemente siguió una intuición: pensó que un servicio que facilite los pagos online sería útil para las personas. Acertó, y en 2002, vendió el servicio por 1.500 millones de dólares. Si le das a la gente una herramienta o servicio que les haga la vida más fácil, ten por seguro que tendrás clientes y tu negocio será exitoso.

“Si duplicas el número de experimentos que haces al año, duplicarás tu ingenio”. Este consejo viene de Jeff Bezos, el fundador de Amazon. Nunca dejes de probar e innovar, pensar en nuevos productos, servicios y en maneras de mejorar tu negocio. El ecosistema empresarial actual está marcado por una encarnizada competencia, así que tener una buena idea de negocio solamente te dará una ventaja temporal y breve: si es realmente buena, la idea será copiada y replicada por otro rápidamente. La única manera de mantenerse vigente es mantenerse en constante movimiento. Y mientras más experimentos hagas, más probables es que des con las ideas ganadoras.

La única manera de mantenerse vigente es mantenerse en constante movimiento.
La única manera de mantenerse vigente es mantenerse en constante movimiento. | Fuente: Shutter

“El optimismo es negativo”. Esta idea aparentemente contradictoria es de Amancio Ortega, el magnate español que creó Zara y otras grandes marcas globales de moda. Lo que quiere decir es que en los negocios no hay lugar para la autocomplacencia. Nunca hay que confiarse en que las cosas seguirán yendo bien. Pensar que el fracaso siempre es una posibilidad es la actitud adecuada para tomar las acciones correctivas a tiempo. Como dice el mismo Ortega: “hay que poner todos los días la organización boca abajo”.

“Es mejor ser un poco tacaño que tirar el dinero por la ventana”. La frase es de Ingvar Kamprad, fundador de IKEA, quien llegó al puesto 8 del ránking de los hombres más ricos del mundo. Plata no le faltaba, pero Kamprad siempre fue austero y se preocupó por dar el ejemplo a sus colaboradores. No se trata de no gastar, sino de usar el dinero el dinero de la empresa con inteligencia. Incluso en momentos de bonanza, la actitud correcta para el empresario es reducir los gastos innecesarios y buscar maneras de generar eficiencias.