Gracias a:

Este contenido fue financiado por un anunciante y creado por el departamento de publicidad del GrupoRPP. La organización encargada de las noticias del Grupo RPP no participó en la creación de este contenido.

Más información

Prevenir el cáncer: ¿Cómo funciona y qué cubre un seguro oncológico?

El cáncer es una enfermedad que afecta cada año a millones de personas en el mundo y la mejor forma de estar protegidos es tener un seguro oncológico.

Uno de los beneficios de tener un seguro oncológico es poder realizarse un examen preventivo una vez al año. | Fuente: Shutterstock

El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo y en el Perú, al año, cobra aproximadamente 33 mil vidas. No discrimina por sexo, edad, origen ni condición económica, por lo que cualquier persona está expuesta a padecer este mal, cuyo tratamiento tiene un costo promedio anual que supera los 150 mil soles. Por ello, es necesario desarrollar una cultura de prevención y tener en cuenta que contar con un seguro oncológico es importante para advertir la incidencia de esta enfermedad y la mortalidad a través de la detección temprana.

Esta enfermedad puede llegar a ser mortal al detectarse de manera tardía y su tratamiento puede desestabilizar la economía de cualquier familia peruana. Debido a esto, es importante realizarse despistajes periódicos, además de contar con un seguro que permita afrontar esta enfermedad con tranquilidad financiera.

Tu afiliación a un seguro oncológico es una decisión importante que te permitirá estar preparado para combatir el cáncer con mayores probabilidades de éxito. Pero ¿cómo funciona y qué cubre un seguro oncológico?

Un seguro oncológico te va a ofrecer distintas coberturas, razón por la cual es importante que antes de adquirirlo leas en forma detenida sus condiciones. De esta manera, podrás tomar una decisión informada y optar entre un seguro indemnizatorio, que te otorga una suma de dinero ante el diagnóstico de cáncer o uno que te otorgue cobertura médica completa, que cubre consultas, exámenes, cirugía oncológica, tratamientos de quimioterapia, hospitalización y medicina complementaria. 

Además, teniendo en cuenta lo importante que es la prevención podrás acceder, dependiendo del seguro oncológico contratado, a exámenes preventivos y ante una detección temprana de la enfermedad, podrás tener una segunda opinión médica como beneficio adicional.

 Recuerda que antes de adquirir un seguro oncológico debes tener en cuenta que:

  • Si has tenido cáncer, se considera una preexistencia y no podrás tener un seguro oncológico por un periodo de 5 a 10 años después de la remisión de la enfermedad; es decir, cuando no exista evidencia médica de la enfermedad, ni signos, ni síntomas, ni resultados positivos en exámenes.
  • El seguro oncológico excluye la cirugía plástica de embellecimiento, salvo que esté incluida en la póliza expresamente.
  • La cobertura del seguro se inicia una vez superado el período de carencia, el cual se contabiliza desde el ingreso del asegurado a la póliza. Los diagnósticos y las enfermedades manifestadas durante el periodo de carencia no tendrán cobertura de la póliza.

Recuerda la importancia de revisar las condiciones antes de contratar tu seguro y responder con la verdad la declaración de salud. De esta manera, estarás siempre protegido y tendrás una evaluación preventiva mejor focalizada, siendo indispensable para acceder a sus beneficios que te encuentres al día en tus pagos.

¿Qué opinas?