¿Qué alimentos consumir para reforzar el sistema inmunológico?
La vitamina C favorece la resistencia a la infección por su participación en la actividad inmunitaria y mantiene el funcionamiento correcto de los pulmones. | Fuente: Shutterstock

Una de las medidas de prevención ante el nuevo coronavirus COVID-19 es quedarnos en casa y lavarnos constantemente las manos con agua y jabón. Desde casa, podemos también reforzar nuestro sistema inmunológico a través de una dieta saludable que incluya alimentos ricos en vitamina C, como los cítricos.

El Ministerio de Salud indica que esta vitamina favorece la resistencia a la infección por su participación en la actividad inmunitaria y también mantiene el funcionamiento correcto de los pulmones. Por ello, para mantener saludable y fortalecer nuestro sistema respiratorio, nuestra alimentación debe incluir alimentos ricos en todos los nutrientes, sobre todo en alimentos que contienen vitaminas C, A y E.

Recordemos que los resfríos e infecciones a las vías respiratorias atacan principalmente a niños y personas de la tercera edad. De hecho, la población más vulnerable al nuevo COVID-19 son los adultos mayores y personas con enfermedades previas como asma, cardiopatías o diabetes, según la Organización Mundial de la Salud. Más allá de la edad o el sexo, todas las personas necesitan proteger su sistema inmunológico.

La Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) explica que el consumo de vitamina C es fundamental para el desarrollo y mantenimiento del buen estado del organismo, pero, si esta ingesta es en forma excesiva, puede generar molestias en el sistema digestivo.

Lo recomendable es que, de las frutas que se consumen en el día, al menos una sea rica en vitamina C. La Digemid resalta que debemos adquirirla de manera natural, es decir, consumiendo las frutas y verduras que las contienen.

¿Qué alimentos contienen vitamina C?

La mandarina es uno de los mejores aliados. Procitrus subraya que, a diferencia de otros cítricos, esta fruta casi no tiene azúcar y su contenido en agua es mayor que en el resto de los cítricos. Además, posee importante cantidad de vitamina C, con un aporte calórico del 38%, algo menos que el de la naranja, que es 61%.

De igual manera, contribuye a conservar una buena salud y ayuda a prevenir enfermedades relacionadas con procesos gripales o con virus comunes. Debido a su bajo aporte de calorías puede consumirse dos o tres unidades en el día para cubrir las necesidades de vitamina C en los diferentes grupos de edad.

Otros cítricos que también aportan son el limón, la naranja, la toronja, etc. Incluso, hay verduras que contribuyen con vitamina C, como el brócoli, pimiento rojo, espinaca, tomate y la col.