El mercado de capitales reúne a empresarios e inversionistas que efectúan transacciones de forma directa, mediante la emisión de deuda o venta de acciones. | Fuente: Shutterstock

Buscar financiamiento para una empresa no es nada fácil, la mayoría de los empresarios centra su atención solo en préstamos bancarios que suelen generar más dificultades de lo que se espera. Si realmente quieres encontrar el tipo de financiamiento más adecuado para tu empresa, debes empezar a buscar más allá de lo usual.

¿Qué formas de financiamiento existen?

Se pueden identificar dos grandes líneas para el financiamiento de una empresa. Por un lado, la vía más común que es el sistema financiero y; por otro, el mercado de capitales, que ofrece distintos tipos de productos y que habitualmente resultan ser más rentables.

Sistema financiero

Es la fuente más frecuente de financiamiento empresarial. Incluye entidades como bancos, financieras, edpymes, cajas municipales y rurales. En estos casos, la entidad bancaria actúa como intermediario financiero, brindando créditos y una serie de servicios que también incluye factoring, mediante el cual una empresa puede vender su factura y obtener liquidez.

Mercado de capitales

Este reúne a empresarios e inversionistas que efectúan transacciones de forma directa, mediante la emisión de deuda o venta de acciones y otros títulos valores. En este mercado, existen fondos de inversión que compran facturas a empresas proveedoras, de manera que estas pueden anticipar el cobro de su dinero.

Justamente, son estas las dos alternativas que podrían ser perfectas para tu empresa: la emisión de deuda y la venta de facturas. Para determinar cuál es la más adecuada,  primero debes identificar las condiciones de tu empresa.

Si buscas financiamiento para tu negocio, la venta de facturas y la emisión de deuda son dos opciones viables. | Fuente: Shutterstock

Venta de facturas en el mercado de capitales

Los Fondos de Inversión en Acreencias (FIA) de Diviso Fondos, dan a las empresas la opción de vender sus facturas y adelantar el cobro de las mismas. Con estos fondos, una empresa necesitada de liquidez cede sus cuentas por cobrar (o acreencias) a cambio de un importe en efectivo menor al monto total de la deuda, este importe es el costo de financiamiento.

Vender una factura a un fondo FIA se diferencia del factoring bancario porque, una vez realizada la operación, el fondo se convierte en el nuevo beneficiario de esa acreencia, liberando a la empresa de toda obligación. En el caso del factoring, la empresa mantiene la obligación futura como parte de sus pasivos, y solo se libera cuando su cliente cumple con el compromiso o respondiendo con sus propios recursos.

Características de los FIA:

- No genera deudas, puesto que se le descontará a tu empresa un porcentaje de la factura por cobrar.

- La entrega del efectivo puede producirse en unas cuantas horas, si es que tu empresa y tu cliente ya han sido evaluados.

- En el caso de que tu cliente incumpla el pago, tu empresa no tendrá que pagar la deuda, a diferencia de lo que ocurre, usualmente, con el factoring bancario.

- Otorga tasas de interés competitivas en comparación a las del sistema bancario.

Emisión de deuda en el mercado de capitales

Con esta forma de financiamiento, las empresas pueden emitir instrumentos de deuda en el mercado de capitales. Para ello, una Sociedad Agente de Bolsa (SAB) realiza el diseño y la formulación de la oferta.

Características:

- Tarda en promedio dos meses.

- Puedes plantear los plazos de pago que más le convengan a tu empresa.

- Tasas de interés más bajas que en el sistema bancario.

La venta de facturas es una excelente opción para obtener financiamiento sin endeudarse. | Fuente: Shutterstock

¿Cómo sé cuál le conviene a mi empresa?

Diviso Grupo Financiero, señala que la emisión de deuda es conveniente cuando la empresa tiene deudas con los bancos y lleva cuentas bien organizadas, pero desea mejorar sus condiciones de financiamiento para ampliar los plazos de pago y reducir los intereses. También es una opción recomendada si la empresa ha decidido impulsar nuevos proyectos y para ello requiere liquidez.

Asimismo, conviene vender las facturas si la empresa ha efectuado una venta por la que tendrá que esperar para cobrar 30, 60 o más días y; sin embargo, necesita capital de forma inmediata para poder continuar con sus operaciones o cubrir sus obligaciones. Es una excelente opción para obtener financiamiento sin endeudarse.

Si estás preparado para invertir, déjanos tus datos para que uno de nuestros asesores se comunique contigo. Además, con tu inscripción, podrás descargar el E-Book “Guía para obtener liquidez sin endeudarte"

¿Qué opinas?