Jóvenes que participan en concurso de ciencias desde pequeños tienen mayor tendencia a ser profesionales científicos

Según información del Concytec, son numerosos los casos de participantes premiados en la Feria Eureka que toman la decisión de estudiar y ejercer una carrera de ciencia, tecnología, ingeniería o matemática. Aquí te contamos algunas de estas historias.

Miles de estudiantes participan año a año en la Feria Eureka. | Foto: ANDINA/Norman Córdova
Miles de estudiantes participan año a año en la Feria Eureka. | Foto: ANDINA/Norman Córdova

Alimentar la curiosidad de los más jóvenes es esencial para acercarlos a la ciencia y existen instituciones que generan espacios de interacción para ello. Una de las iniciativas que resalta año a año es la Feria Eureka de Concytec, evento que evalúa miles de proyectos científicos a cargo de escolares en todo el país. Los ganadores de la etapa nacional se dan a conocer durante la Feria Perú con Ciencia y obtienen el derecho a participar de otras reconocidas ferias internacionales.

Este año, Eureka celebrará su edición 31 dando lugar a una nueva generación de niñas, niños y adolescentes que fortalecerán su vocación científica. Como ha ocurrido con anterioridad, los ganadores del evento se convierten en los profesionales de ciencia del mañana y aquí te contamos algunas de las historias.

Ganadores tienen un futuro asegurado

Según información del Concytec, son numerosos los casos de participantes premiados que toman la decisión de estudiar y ejercer una carrera STEM, es decir, una relacionada a ciencia, tecnología, ingeniería o matemática.

Uno de ellos es Carlos Mejía Silva. Natural de Huarochirí, ocupó el segundo lugar en la edición de 2017 en la categoría de Ciencias Ambientales (ahora denominada Innovación Científica) con el proyecto “Biodegradación de poliestireno con Tenebrio Molitor”.

Mejía explica que su investigación acerca de cómo usar la larva de esta especie de insecto para reducir los restos de tecnopor marcó su futuro profesional, pues actualmente estudia ingeniería ambiental en la Universidad Científica del Sur y es becario del programa Beca 18.

“Me gustó seguir un método científico y pasos estrictos para llegar a una conclusión exacta, trabajar en laboratorios o en el campo mismo. Es por ello que me decido por estudiar la carrera de ingeniería ambiental”, comenta.

Una situación similar vivió Alexandra Cordero Donayre, a quien la Feria Eureka le dio el impulso que necesitaba para decidirse por estudiar ingeniería biomédica. Tras ganar la edición del 2014 en la categoría Ciencia y Tecnología, Cordero representó al Perú en ferias internacionales. Los proyectos que allí conoció terminaron de convencerla de que debía dedicarse a la investigación.

“Descubrí la tecnología médica, el desarrollo de prótesis y dispositivos biomédicos. Por eso quería estudiar una carrera que se basara en la tecnología, la ciencia y la innovación. Fue una gran experiencia que me ayudó a dar ese siguiente paso”, asegura.

Acercarnos a la ciencia para la vida

Así como Carlos y Alexandra, los estudiantes que participan en eventos como la feria Eureka viven una experiencia tan cercana a la ciencia que marca su futuro profesional. Así lo considera Marco Rinaldi, coordinador del Programa de Popularización de la Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica del Concytec, quien además afirma que las vocaciones se forman desde la niñez.

“A los 4, 5, 6 años es cuando los seres humanos empiezan a inclinarse por alguna área o tema en particular. Por supuesto, no es definitivo, pero es una edad muy fértil, muy importante para que se empiecen a marcar tendencias. Aprovechar esos años para que niños, niñas y adolescentes puedan vivir experiencias directas con entornos relacionados con ciencia y tecnología puede contribuir a forjarlos y estimular su interés en áreas STEM”, afirma.

Sin embargo, estas actividades no solo buscan formar a más y mejores científicos, sino que también buscan alfabetizar científicamente a la población joven, según Rinaldi. “Tratamos de formarlos transversalmente con un mínimo de formación científica independientemente de lo que decidan hacer en el futuro. Una formación científica es una condición ineludible y fundamental para que el Perú crezca como país y vaya hacia la sociedad del conocimiento”, puntualiza.

La premiación de la etapa nacional de la Feria Eureka se realiza en el marco de la Feria Perú con Ciencia, que va desde el 8 hasta el 12 de noviembre. Para conocer los más de 200 proyectos científicos que reúne, ingresa haciendo clic aquí.