Buscar
RPP Noticias
Estás escuchando En vivo
 
00:00 / 00:00
Lima
89.7 FM /730 AM
Arequipa
102.3 FM / 1170 AM
Chiclayo
96.7 FM / 870 AM
Huancayo
97.3 FM / 1140 AM
Trujillo
90.9 FM / 790 AM
Piura
103.3 FM / 920 AM
Cusco
93.3 FM
Cajamarca
100.7 FM / 1130 AM
La informacion mas relevante de la actuaidad al momento
Actualizado hace 0 minutos
Letras en el tiempo
Los más grandes escriben para los más chicos
EP 9 • 40:08
Informes Fútbol Como Cancha (FCC)
Carlos Zambrano
EP 56 • 03:06
Informes RPP
Desayuno de Líderes 2024: un necesario análisis ante la coyuntura política y económica
EP 1112 • 04:36

Los puntos cuánticos, la investigación ganadora del Nobel de Química 2023 presente en nuestros televisores

Los químicos descubrieron que los puntos cuánticos cambian de color de acuerdo con su tamaño.
Los químicos descubrieron que los puntos cuánticos cambian de color de acuerdo con su tamaño. | Fuente: The Royal Swedish Academy of Sciences

Moungi Bawendi, Louis Brus y Alexei Ekimov ganaron el Premio Nobel de Química 2023 por el descubrimiento de los puntos cuánticos, ahora vitales para dar color a las pantallas y LEDs.

Semana de celebración en la ciencia. Entregados ya los reconocimientos en los campos de la Medicina y la Física, ahora es el turno del Premio Nobel de Química 2023 brindados a los científicos Moungi Bawendi, Louis Brus y Alexei Ekimov por una investigación clave en industrias como la tecnología y la salud: los puntos cuánticos.

Y es que este hallazgo ha brindado múltiples mejoras en productos ya masivos como las pantallas planas, lámparas y los propios LED. Para la academia, ellos “han dado color a la nanotecnología”.

Te recomendamos

Los puntos cuánticos

Los científicos, un estadounidense, un francés y un ruso, descubrieron propiedades únicas de los nanomateriales, encontrando la forma en cómo fabricarlos.

Los puntos cuánticos son nanopartículas, objetos del tamaño nanométrico (la millonésima parte de un milímetro). Su uso actual está en pantallas de televisión, pero también en las guías de luz para la extirpación de tejido tumoral.

Ekimov fue el pionero en el campo. Observó que el color de un vidrio teñido con cloruro de cobre variaba a razón de cuánto tiempo y a qué temperatura se calentaba. Gracias a los rayos X, se dio cuenta de que el proceso de fabricación afectaba el tamaño de los pequeños cristales que se habían formado. Todo esto en 1981.

Más adelante, Brus estudió el uso de energía solar para impulsar reacciones químicas de pequeñas partículas de sulfuro de cadmio que flotaban en una solución. Él observó que las propiedades ópticas de las partículas cambiaban luego de dejarlas en la mesa del laboratorio por un tiempo, concluyendo también que era por el crecimiento de los puntos cuánticos.

Pero sería hasta 1993 que Bawendi perfeccionó la técnica, produciendo partículas casi perfectas con tamaños controlables, lo que allanó el camino para que se introdujeran al campo industrial e integrarlos los productos masivos ya mencionados.

“El reconocimiento de este trabajo sobre puntos cuánticos es realmente emocionante y muestra cómo se puede utilizar la química para resolver una variedad de desafíos. Estas notables nanopartículas tienen un enorme potencial para crear dispositivos más pequeños, más rápidos e inteligentes, aumentando la eficiencia de los paneles solares y el brillo de la pantalla de su televisor”, señaló el profesor Gill Reid, presidente de la Royal Society of Chemistry.

Otras aplicaciones futuras, según la academia, son la electrónica flexible, los sensores diminutos y la comunicación cuántica cifrada.

Te recomendamos

No hay nacionalidad para la ciencia

Como punto anecdótico del día de celebración, estuvo la pregunta de esta mañana al comité seleccionador de, precisamente, premiar a un científico ruso, teniendo en cuenta la invasión de Ucrania.

“Cuando se trata de seleccionar el premio, simplemente seguimos el procedimiento de identificar los descubrimientos más importantes y los contribuyentes más importantes a esos descubrimientos. La nacionalidad no importa aquí. Esto está de acuerdo con la voluntad de Alfred Nobel”, refirieron.

Reid también añadió lo propio. “La gran ciencia se beneficia de diversos puntos de vista como parte de un esfuerzo colectivo, y el premio de este año es un gran ejemplo de ello: personas que trabajan en diferentes laboratorios, en diferentes países, abordando un problema desde diferentes ángulos. En química no trabajamos de forma aislada: el trabajo en equipo es un aspecto fundamentalmente importante de cómo se hace la ciencia, ¡y uno de los más divertidos!”.

Te recomendamos

Apasionado de los esports desde joven, afición que me permitió acceder al mundo del periodismo. Escribo sobre videojuegos, tecnología, criptomonedas, ciencias y lucha libre en RPP Noticias.

Tags

Lo último en Más Ciencia

Lo más leído

Suscribirte al boletín de tus noticias preferidas

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Buzon
Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad

Contenido promocionado

Taboola
SIGUIENTE NOTA