Joyce Carol Oates
Joyce Carol Oates ofreció un discurso este 25 de enero tras ganar el Premio Pepe Carvalho de novela negra. | Fuente: AFP

La escritora neoyorquina Joyce Carol Oates, que recibió este 25 de enero el Premio Pepe Carvalho de novela negra en el marco del festival BCNegra que se realiza en Barcelona (España), dijo que "separar la violencia de todo tejido de la vida en literatura no es realista".

Carol Oates, que fue premiada de manera virtual, explicó desde Nueva York (EE.UU.) que ella escribe de la violencia, "pero no como algo abstracto", sino que en sus novelas aparecen personas que viven en familia, se enamoran, tienen hijos.

La autora confesó que "es un honor recibir este premio en honor del escritor español Manuel Vazquez Montalbán" y más en el contexto actual en el que "el mundo está tan impregnado de misterio y delito que necesita de verdad una literatura que exponga las maquinaciones del mal para que se pueda alcanzar la justicia".

Y esa satisfacción es aún mayor, añadió, viendo la lista de premiados con anterioridad, con nombres como Henning Mankell, Michael Connelly, Andrea Camilleri, Dennis Lehane o James Ellroy, "algunos de los cuales he conocido y he leído a muchos".

La escritora estadounidense se mostró sorprendida porque entre esos ganadores hay "bastantes mujeres", algo poco común en los premios literarios. En este grupo de referentes femeninos, destacan P.D. James, Maj Sjöwall, Alicia Giménez Bartlett, Donna Leon y Claudia Piñeiro.

"Delatora" es el último título de Joyce Carol Oates, cuya trayectoria abarca más de 50 novelas publicadas. | Fuente: Me gusta leer

"LA NOVELA NEGRA ILUMINA"

A juicio de Carol Oates, "la novela negra ilumina, pero al mismo tiempo explora sin miedo 'lo oscuro' a través de personajes ficticios con los que podemos identificarnos y empatizar".

"Toda la literatura —señaló— se basa en la vida real, quizá no tanto como la que escribo yo, porque el arte es una especie de espejo que se enfrenta al mundo".

Ese espejo hizo que en Estados Unidos haya "una multiplicidad de puntos de vista, con mujeres que escriben literatura étnica, gay, lesbiana, de la comunidad chinoamericana".

El crimen, sostuvo la escritora neoyorquina, es "la violación del tejido social y el arte se basa en el conflicto; por tanto, escribir sobre la violencia, el crimen o la guerra es algo natural".

Durante su discurso, Carol Oates recordó su primera experiencia como lectora, cuando con apenas ocho años su abuela le regaló "Alicia en el país de las maravillas", de Lewis Carroll, "un libro de pesadillas", que al tiempo le abrió una ventana y le descubrió otro mundo.

Asimismo, aseguró que lee porque le gusta, porque "es como soñar", si bien también le gusta ampliar su mente viendo películas o escuchando música.

Tras recordar que "los niños pequeños, por instinto, tienen sentido de la justicia y equidad, aunque lo van perdiendo conforme se hacen grandes y se impone el ego", Carol Oates subrayó: "Necesitamos una sociedad que valore la ley, hemos de ir más allá del tribalismo y del perdón a la política".

SOBRE LA PANDEMIA Y EL RÉGIMEN DE TRUMP

Sin querer mencionar su nombre, la autora de "Blonde" se refirió al "régimen de Trump" como un período en el que triunfaron "el nepotismo, las trampas, la corrupción, todo lo que no está permitido y que se estaba perpetuando. Todos lo sabían, pero era difícil denunciarlo y hacerlo explícito".

"Hemos de dejar que se olvide su nombre", comentó la escritora, y ahora toca "volver a la moralidad", a "proteger los derechos, también los de la minorías".

Twitter, donde Joyce Carol Oates enarboló la "resistencia" al trumpismo a través de su cuenta, que supera los 200 000 seguidores, se convirtió, a su juicio, en "la red que rompió las barreras del monopolio entre ganadores y perdedores, y que permitió que cualquiera con un móvil podía grabar hechos que se tenían que denunciar".

De su experiencia durante la pandemia, reconoció: "Ha sido difícil para los autores, porque nos sentimos muy fragmentados, conocemos a gente que ha muerto, nos sentimos aislados", pero piensa que los escritores no deben escribir sus novelas con los titulares que salen en la prensa, pues "la pandemia pasará y dejará de centrar el interés, se olvidará".

El jurado, presidido por Carlos Zanón y formado por Rosa Ribas, Anna Abella, Núria Cadenes, Daniel Vázquez Sallés y Sergio Vila-Sanjuán, destacó de la autora norteamericana el "personal tratamiento que realiza, desde diferentes ópticas, del fenómeno de la violencia y su trascendencia psicológica y social".

También recalcó que Joyce Carol Oates representa "lo mejor de la narrativa norteamericana desde sus inicios como escritora, sin haber perdido en ningún momento contacto con el presente, con las personas, con la sociedad que las acoge y las constriñe”.

La última novela de la galardonada, "Delatora", publicada por Alfaguara el 14 de enero, es una historia vigorosa sobre la familia, sus expectativas y la ineludible necesidad de romper con ella. (Con información de EFE).