El reconocido chef Gastón Acurio presenta de lunes a viernes su microprograma "La receta de Gastón" en RPP Radio. | Fotógrafo: JAVIER BECERRA

El origen del arroz chaufa a las mesas peruanas se remonta a la llegada de los primeros inmigrantes chinos en la segunda mitad del siglo XIX, recuerda el chef Gastón Acurio. "Llegaron a trabajar en el campo con contratos inaceptables. Con los años, lograron renegociar para tener mejores condiciones lo que les permitió ahorrar para el negocio propio. En su mayoría, eran fondas donde se servía la cocina local de aquellos tiempos", señaló el cocinero.

Así, se fueron colando en la sazón criolla "el wok, el fuego bravo de sus saltados, el arroz blanco de diaria compañía, el punto de kion y cebolla china para dar sabor", agregó durante el microprograma "La receta de Gastón".

En su casa, el chaufa se preparaba con un picadillo de embutidos; en lugar de chancho asado, pollo, pato o langostinos. "La gran virtud del chaufa es su capacidad para mostrarse único e incomparable según el gusto y la memoria de la diversa familia peruana", indicó.

Por su parte, la nutricionista Saby Mauricio dio a conocer sus propiedades alimenticias. Ella reconoce el arroz como un "alimento básico en la dieta de muchas culturas y una buena fuente de energía". Para que el consumo sea saludable, aconseja saber cuántas calorías tiene un plato. Por ejemplo, 100 gr. de arroz frito tiene 160 kg. Así, las calorías del plato están supeditadas a la cantidad de arroz servida. "Su consumo puede incrementar el riesgo de obesidad", advierte. 

RECETA DEL ARROZ CHAUFA AL ESTILO CASERO

- En una sartén, echar un chorro de aceite con 1/2 taza de cebolla china picada muy fina (la parte de la cabeza), 1 cucharada de ajo molido y 1 cucharada de kion rallado. Sudar 2 minutos a fuego medio.
- Añadir 1/2 taza de pimiento rojo picado en dados chicos y 1 taza de alguna carne (a preferencia).
- Dorar rápidamente por 2 minutos y agregar 4 tazas de arroz cocido. Subir el fuego al máximo y dejar de mover hasta que empiece a sonar como si en el fondo se estuviera tostando o friendo.
- Raspar el fondo. Chancar el arroz con el lado ancho de un cucharón y damos vuelta. Dejar de mover hasta que nuevamente suene como tostado. Repetir 3 veces. 
- Agregar 4 cucharadas de aceite de ajonjolí, 8 cucharadas de sillao, sal, pimienta, una pizca de azúcar, 1 cucharada de salsa de ostión y 2 tazas de cebolla china.
- Al final, añadir una tortilla picada echa con 4 huevos. Una última movida y ¡listo!

EL SECRETO DE GASTÓN

Al cocinero Gastón Acurio le gusta añadir unas gotitas de limón y un poco de rocoto licuado casero, al terminar el plato. 

0 Comentarios
¿Qué opinas?