Conoce todas las instalaciones del Gran Teatro Nacional | Fuente: RPP | Fotógrafo: Luis Borda

“En el Gran Teatro Nacional, si dejas caer un alfiler se escucha", dice Kevin Johansen, el aclamado músico argentino que ha pasado la última noche ensayando para su próximo concierto en Lima. "Tiene una acústica superfina, lo cual nos obliga a ser finos a nosotros. Cuando estamos en un templo del sonido como este, tocamos de un modo diferente”.

Ese templo del cual habla es un imponente edificio de 25 metros de altura en una superficie construida de 12 mil metros cuadrados, que se erige en la esquina de la avenida Javier Prado y Aviación. Es imposible para cualquier persona no echar la cabeza atrás para admirarlo, aunque no tenga idea de lo que está apreciando. Flanqueado por la vía del Tren Eléctrico, el Museo de la Nación y la Vía Expresa, el arte tiene aquí donde resguardarse de una ciudad hostil y acelerada.

Gigante arquitectónico. La obra fue diseñada para no pasar desapercibida a ninguna hora. De noche, cuando sus luces están encendidas, se iluminan los pasadizos y ambientes del teatro, que pueden apreciarse desde la calle, cuyo ruido no se escucha en su interior. Esa acústica se logra gracias a las planchas de cobre que forman una muralla en el frontis y permite un interior hermético.

Kevin Johansen comenta sobre la experiencia de tocar en el Gran Teatro Nacional junto a Mabela Martínez | Fuente: RPP | Fotógrafo: Luis Borda

Tecnología de punta. Su construcción se propuso durante el gobierno del presidente Alan García en 2010 y se inauguró en la gestión de Ollanta Humala el 12 de julio de 2012, con la ópera ballet Akas Käs, la promesa del guerrero. Antes de la ejecución de la obra, se prometió que Lima tendría "el teatro más moderno del mundo" y quienes lo operan aseguran que posee  lo último en tecnología. Sin embargo, aunque ya es infrecuente en teatros modernos, su salón principal forma de herradura a la vieja usanza, pero mantiene la visibilidad perfecta desde todos sus ángulos.

Cuenta además con cuatro pisos con asientos acústicos para 1440 personas, techo acústico y cámaras de reverberación con cortinas acústicas motorizadas y 36 compuertas que hacen que el sonido no pierda intensidad ni calidad en ningún rincón del teatro. Para que esto pueda ser posible, los asientos distribuidos en el salón principal tienen diferentes tamaños y poseen agujeros en la parte superior. Las ondas sonoras viajan y se envuelven en cada rincón para no perder ningún detalle. Un concierto puede oírse con la misma calidad si se compra un boleto en la primera fila de platea o en la última del cuarto piso.

100% utilizado. Nada en el Gran Teatro Nacional se desperdicia y todos sus ambientes fueron diseñados para ser utilizados. En el foyer (vestíbulo) del teatro hay diferentes actividades como exposiciones fotográficas o musicales, y en las salas de ensayo siempre hay músicos o bailarines de los diferentes elencos nacionales (folclor, ballet, orquesta sinfónica, coro nacional). El escenario principal siempre está ocupado en ensayos de obras que están por presentarse. “Solo en este 2016, el GTN tiene programadas 230 presentaciones nocturnas, sin contar las actividades de la mañana de formación de públicos o los conciertos abiertos en el foyer”, comenta a RPP Noticias Juan Carlos Adrianzén, programador y coordinador del Gran Teatro Nacional.

El Gran Teatro Nacional se inauguró un 12 de julio de 2012.
El Gran Teatro Nacional (GNT) se inauguró un 12 de julio de 2012. | Fuente: Gran Teatro Nacional

Costo de la obra. La inversión que demandó el Gran Teatro Nacional fue de casi 100 millones de dólares. El costo se ve reflejado en los detalles, en los acabados y especialmente en el escenario. El foso de orquesta mide 177 metros cuadrados y está dotado de un sistema que permite elevar y descender un piso cuatro filas de 82 butacas si es que el espectáculo requiere el máximo aforo.

Los 33 metros de ancho del escenario permite puestas en escena ambiciosas como Retablo, uno de los espectáculos emblema del GTN, que conjuga música y danzas oriundas del Perú y otras con hasta 106 músicos. Las luces, el sonido y la distribución del escenario son controladas por una consola de tecnología alemana que es capaz de manejar también la concha acústica que asciende cuando la Orquesta Sinfónica realiza una presentación.

Espectáculos de primer nivel. "Este gran teatro ha nacido con nosotros", dice Fabrizio Varela, director del Elenco Nacional de Folclor, mientras el elenco a su cargo intercala sus ensayos en los salones posteriores y en el escenario principal. "Venimos haciendo espectáculos desde 2012, tenemos ocho temporadas con Retablo. 

Estamos felices y gustosísismos también con el público. Siempre apoyan y hay expectativa por el Gran Teatro Nacional y por los espectáculos como Retablo, a través de las redes sociales tienen curiosidad por saber qué sorpresas habrá". Varela sigue hablando cuando las luces intercalan colores en sincronía con ritmos andinos.

Vista desde el cuarto piso del teatro durante el ensayo de
Vista desde el cuarto piso del teatro durante el ensayo de "Retablo". | Fuente: RPP | Fotógrafo: Luis Borda

Costo de mantenimiento. “Debemos ser uno de los cinco teatros más modernos de la región, a nivel de infraestructura y capacidad técnica”, comenta Adrianzén. Tanto el Ministerio de Cultura como las empresas privadas, que lo alquilan para espectáculos y conciertos, aportan a un presupuesto que se espera cierre el año en 10 millones de soles, pese a que el costo real del mantenimiento para mantener el GTN en óptimo estado es de 16 millones de soles.

¿Cómo distribuyen el gasto? En el Gran Teatro Nacional trabajan 45 personas, entre personal administrativo y miembros de la jefatura de escena, audio o acústica. Se espera que el presidente Pedro Pablo Kuczynski aumente en 1% el presupuesto anual al sector cultura. "Eso nos permitiría mantener y cuidar el teatro del envejecimiento natural", comenta Adrianzén.

"Estos años hemos tenido un presupuesto austero, pero ejecutado con eficacia. El gasto en servicios básicos (agua, luz, seguros, seguridad, etc.) es de casi 30%. Nuestras compras (por ejemplo, los pianos, equipos audiovisuales y otros) otro 30%, que pasan a ser activos del teatro. El pago al personal no llega al 15%. El resto se invierte en gastos propios de la producción. Pero el mantenimiento aumentará mientras todo vaya envejeciendo".

Relación con los públicos. Toda la infraestructura del Gran Teatro Nacional es inútil si público y artistas no llena de vida a este "monstruo amigable", como lo llama Adrianzén. “Da la impresión de que el edificio es tan grande, tan imponente, tan moderno que hay mucha gente que piensa '¿cómo entro ahí?' o 'No es para mí'.

Las butacas del Gran Teatro Nacional tienen agujeros en la parte superior para permitir el paso de las ondas de sonido uniforme y que no se pierda detalle alguno.
Las butacas Gran Teatro Nacional tienen agujeros en la parte superior para permitir el paso de las ondas de sonido uniforme y que no se pierda detalle alguno. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Luis Borda

Puede generar susto, pero no”. Desde su inauguración, se ha buscado a través de diferentes programas acercar a personas de todas las edades y bolsillos. Una de las principales misiones es acabar con la idea de que ir al teatro es una actividad elitista. En el escenario se han presentado desde Plácido Domingo y Juan Diego Flores, hasta Dina Pauca y Frágil. El Programa de Formación de Públicos atrae a niños y jóvenes, hay conciertos gratuitos y otros con entradas de apenas 7 soles.

¿Cómo acercar al público? Cuando la tarde llega a su fin, aumenta el movimiento dentro del teatro ante la proximidad de los espectáculos aunque pocos afuera lo noten o lo sepan. Por razones arquitectónicas y estéticas, el teatro prescindió de colocar su nombre en la fachada y la mayoría de limeños desconoce que es el edificio del Gran Teatro Nacional. “Pensé que era un banco”, dice un estudiante que pasa delante de la puerta principal.

“¿No es el Ministerio de Cultura?”, pregunta otro más confundido que la anterior. “Debemos lograr que la gente sienta que puede acceder a esto, que es entretenido, que lo va a disfrutar y que es un derecho", dice Adrianzén. "Todos tenemos el derecho de poder acercanos al arte y cultura. En eso estamos trabajando día a día”.

Vista del escenario del Gran Teatro Nacional desde una caseta de control donde hay consolas que manejan el sonido, puesta en escena, luces y otros detalles técnicos.
Vista del escenario del Gran Teatro Nacional desde una caseta de control donde hay consolas que manejan el sonido, puesta en escena, luces y otros detalles técnicos. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Luis Borda
El Foyer del teatro, lugar donde también se hacen conciertos o sirve como sala de espera antes de los espectáculos.
El Foyer del teatro, lugar donde también se hacen conciertos o sirve como sala de espera antes de los espectáculos. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Luis Borda
Las salas de ensayo y de conferencias del Gran Teatro Nacional tienen tecnología de punta para optimizar el sonido.
Las salas de ensayo y de conferencias tienen tecnología de punta para optimizar el sonido. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Luis Borda
0 Comentarios