Oxígeno
Indecopi recomendó que para disminuir la escasez de oxigeno medicinal los hospitales deben contar con sus propias plantas y evitar que los familiares de pacientes covid salgan a las calles | Fuente: Andina

A raíz de la segunda ola de COVID-19 en Perú, el oxígeno medicinal se ha convertido en el medicamento esencial más buscado. La demanda de este producto se elevó a 300% y la escasez de oxígeno ha abierto varios escenarios: precios elevados, largas colas y desesperación.

Si bien el Gobierno amplió la capacidad de camas UCI y ventiladores, todavía tiene una lucha pendiente para proveer de oxígeno a los centros de salud.

La ministra de Salud, Pilar Mazzetti,  estimó que la necesidad actual del país es de 510 toneladas al día; sin embargo, el oxígeno que producen las 104 plantas a nivel nacional es de 400 toneladas al día.

Mercado de oxígeno

El secretario técnico de la Comisión de Defensa de la Libre Competencia del Indecopi, Jesús Espinoza, explica que el mercado del oxígeno medicinal en el Perú es un oligopolio, es decir, solo hay dos empresas, Praxair y Air Products, que se encargan de abastecer a los centros médicos

“De hecho una excesiva demanda que no calza con la oferta sin lugar a dudas tiene implicancias en el precio, por ejemplo las empresa no pueden producir y deben importar, seguramente será costoso. Puede influir también la concentración, si en el mercado hay una o dos empresas que tienen capacidad de poder producir oxígeno en grandes cantidades como lo demanda el estado, sin lugar a duda no voy a ofrecer mi mejor precio”, explicó a RPP.

Cabe mencionar que en el 2020 solo el Grupo Praxair Perú concentró aproximadamente el 80% de participación de mercado nivel nacional.

Por su parte, el magister Fernando Jiménez, jefe del proyecto de plantas de oxígeno explicó que el país no estaba preparado para satisfacer una demanda descentralizada. Además, contó lo que se necesita para construir una planta de oxígeno

“Una planta de oxígeno tiene algunos componentes. Unos si son importados por ejemplo los compresores, pero eso sí hay en stock a nivel mundial. pero lo que sí está escaso es el componente del propio generador, por eso fabricar un generador, eso es lo que diseñamos.  Importar ese generador demora mucho, entre  3-4 meses, pero en el país se puede hacer en 3 semanas”, comentó.

Por su lado, el presidente, Francisco Sagasti, pidió a las empresas minero energéticas producir oxígeno medicinal, en lugar de su producción usual. Sin embargo, el gremio aclaró que las minas no tienen dicha capacidad porque no tienen plantas generadoras en sus operaciones.

Lo cierto es que de las 44 plantas de oxígeno que donó el sector privado, 23 provienen de la minería. Sin embargo, Carlos Gálvez director de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) advierte que, a pesar de ser necesarias, estas plantas no están operando en su totalidad por temas burocráticos.

“A la hora que se ha puesto a disposición del sector público, los hospitales, las postas médicas o lo que fuera, estas no se han puesto operativas supongo que por cuestiones operativas o capacidad para operar esas cosas. El sector privado hace donaciones, pero lamentablemente no veo en el sector público que estén activos para poner operativas las cosas”, dijo a RPP Noticias.

¿Qué recomienda Indecopi?

Indecopi recomendó que para disminuir la escasez de oxigeno medicinal los hospitales deben contar con sus propias plantas y evitar que los familiares de pacientes covid salgan a las calles y sean estafados en el mercado negro.

Además, las empresas deben tener facilidades para importar oxígeno y así tener mayor abastecimiento. Otra propuesta es bajar el nivel de pureza del oxígeno para que más empresas se sumen y el precio disminuye, como ocurre en Iquitos.

NUESTROS PODCAST
INFORMES RPP:  La escasez del oxígeno medicinal en el Perú, la otra cara de la pandemia